José Ángel Ziganda, en un anterior partido del conjunto ovetense. / LaLiga

Ziganda subraya que «en Miranda, los jugadores no tienen tanta presión»

El técnico del Oviedo destaca que «es el club más adecuado para el tipo de jugador joven que tiene el Mirandés en su plantilla»

ÁNGEL GARRAZA

Nada que ver con la presión que se ejerce en el resto de localidades con fútbol profesional en sus estadios, tanto por parte de los clubes, a nivel interno, como desde el entorno, donde se incluyen los medios de comunicación. Miranda es otra historia diferente y así lo reconocen todos los que llegan del exterior tanto a integrar la familia mirandesista como para jugar como adversarios. El entrenador del Oviedo, José Ángel Ziganda, que lo hará mañana como rival, lo corrobora.

«Es un club que libera al jugador, sin excesiva presión en sus espaldas. Es un club muy adecuado para ese tipo de futbolista», apunta al hacer referencia al Mirandés y al tipo de encuentro que se va a encontrar mañana en Anduva.

El míster de los ovetenses añade que se trata de «un equipo con una línea de trabajo clara. Ficha bien, con buen ojo. Son jugadores jóvenes, alegres, dinámicos y con desborde. Hacen muchos goles y encajan también muchos, son partidos de hacer ocasiones. Anduva es un campo recogido, con la grada cerca y con ambiente. Tenemos que estar vivos para contrarrestar su juego ofensivo».

Confiesa que ante la cita de este viernes, no prevé realizar en la alineación excesivas modificaciones, «no tocaremos mucho, aunque podría haber algún cambio» en un once inicial que, destaca, «nuestro mérito es que jugamos con dos puntas (Borja Bastón y Obeng, principalmente, aunque el exmirandesista Matheus podría ser de la partida mañana), con dos extremos (Viti y Borja Sánchez), dos pivotes que no son defensivos (Jimmy Suárez y Brugman) y aun así, somos capaces de ajustarnos por trabajo y solidaridad, y también por orden y colocación. Que seamos firmes es muy importante para lograr resultados».

Los ha obtenido en las últimas semanas si bien el navarro opta por la cautela y por mantener los pies en el suelo. «Vienes de ganar y parece que todo se calma. Parece que te arrimas a las posiciones de arriba y no te acuerdas de hace dos semanas. Hay que pensar solo en el Mirandés, en este choque. Fuera somos solventes pero no podemos dar las facilidades de Leganés. Ser solidarios, sacar lo bueno de los jugadores y luego, ya pensaremos en lo siguiente».

Aseguró que están trabajando en la manera de aguantar los marcadores cuando se ponen a favor tras habérseles escapado puntos en la recta final de algunos choques y confirmó que a excepción del canterano Javi Mier todos los demás miembros de la plantilla están en disposición de viajar hoy.