Lolo Escobar, en la rueda de prensa de ayer tras el partido, en compañía del representante de Prensa, Iván Cabot. / a. g.

«Hoy se han visto hombres en Anduva»

Escobar subrayó que «cuando vienen mal dadas hay dos opciones: rajarte o echar dos huevos y equipo, club y afición los han echado»

ÁNGEL GARRAZA

««Les he dicho que cuando vienen mal dadas, es cuando se notan los hombres. En esta vida, ante un problema tienes dos posibilidades: rajarte o echar dos huevos pero hoy (por ayer) todos: el equipo, el club y la afición, todos, los han echado. Hemos afrontado el partido como si fuera una final y es como para estar muy contento. Me ha gustado mucho, he visto cosas que quería ver, que se trabajan y se entrenan». Así se expresaba Lolo Escobar en la sala de prensa minutos después de un partido que se resolvió con victoria para el cuadro mirandesista por 2-0.

El entrenador del Mirandés apuntó que «ha sido importante. Cuando ves la soga en el cuello, tienes una situación crítica y todo el club ha podido sacar adelante un partido en el que el equipo rival ha tenido a casi mil aficionados. Pero todos nos hemos puesto a remar juntos, los que quedábamos, estábamos todos unidos y he visto a Anduva, sinceramente, mejor que nunca; nos ha llevado en volandas. Ha sido espectacular, así que un partido como el de hoy lo ganas cuando teníamos todo en contra antes».

Escobar recordó que al principio del choque es cuando el conjunto rojillo ofreció más dudas, pero solo fue en los compases iniciales del envite, hasta que el bloque fue ganando en confianza. El extremeño daba su versión de lo que sucedió en los primeros minutos y de cómo fue avanzando el grupo: «Ha habido jugadores que han participado fuera de sitio, que han ocupado posiciones donde no habían jugado nunca hasta ahora y sí que hemos empezado nerviosos. Obviamente, porque los recorridos y las distancias eran nuevos para algunos futbolistas».

El trabajo durante la semana ha sido arduo, entre otras cuestiones porque «al final, explicas posiciones en solo unos días que son nuevas y el gol que hemos conseguido, nos ha tranquilizado, nos ha dado confianza y he visto un muy buen Mirandés».

También se vio una línea compuesta por cinco hombres atrás desde el principio del duelo, un planteamiento nada habitual. El bloque se mostró seguro hasta el punto de que el Zaragoza apenas inquietó a Lizoain. No lo hizo cuando tuvo la pelota en su poder y después, menos todavía.

¿Puede tener continuidad en el futuro? «Es una opción más. Al final, en esta categoría tienes que hacer cosas, variar porque estás muy estudiado y la defensa de cinco es una opción, aunque tampoco te puedes cerrar solo en esa idea. Es un sistema diferente. Aunque no lo creáis es el quinto sistema que hemos tocado esta temporada, todos diferentes. Creo que es bueno meter al equipo cosas en la mochila porque el trabajo siempre acaba saliendo».

Marqués se erigió en protagonista con sus dos dianas. La falta de Camello no se notó porque el ariete realizó un fenomenal trabajo rubricado con los dos tantos que dieron el triunfo a los jabatos. «Estoy encantado de que me lo pongan difícil y tenga que dudar en las alineaciones cuando estén todos. Marqués se lo merece muchísimo, jamás me he encontrado una mala cara de él ni jugando ni no jugando, ha demostrado profesionalidad y esto le va a reforzar muchísimo».

Respecto a las bajas por Covid, al final se recuperaron varios efectivos: «Hoy (por ayer) se cumplían los diez días, han dado negativo varios en los test (Oriol Rey ha sido uno de ellos) y nos hemos encontrado con buenas noticias esta mañana para afrontar el partido. A ver si todo el club va recuperando la normalidad