Un visitante con mucha pólvora

Ni Mirandés, como local, ni Atlético B, como visitante, han empatado a 0 en la presente campaña. /R. P.
Ni Mirandés, como local, ni Atlético B, como visitante, han empatado a 0 en la presente campaña. / R. P.

El Atlético B visitará Anduva, el domingo a las 18.30 horas, con la vitola de mejor equipo visitante del Grupo I

TONI CABALLERO

Un rival incómodo, peligroso, inteligente y goleador. Eso es lo que le espera al Club Deportivo Mirandés el próximo domingo en el partido correspondiente a la vuelta de la primera eliminatoria del play off de ascenso. El Atlético de Madrid B es, según rezan las estadísticas, el equipo más en forma del Grupo I con 40 puntos en 2019. Asimismo, tras una actuación contemporizada de ambas escuadras en el Cerro del Espino, sabedores de la importancia de no recibir goles en contra, el duelo de Anduva se prevé mucho más intenso y abierto, con opciones para ambos conjuntos.

Por una parte, el Mirandés retorna a Anduva con un resultado de empate a cero que, si no es del todo positivo, tampoco obliga al cuadro rojillo a lanzarse al ataque sin miramientos. La igualada sin goles es el peor resultado que se podía obtener en caso de no caer derrotados contra el filial. De esta manera, los rojillos están obligados a conseguir una victoria para superar la eliminatoria y, de no ganar, sólo el mismo empate a 0 serviría para forzar la prórroga, ya que cualquier resultado de tablas con goles otorgaría pase al Atlético B.

Con este contexto, cabe recordar que el Mirandés tan sólo ha cedido una derrota en casa en lo que va de curso. Curiosamente, esta llegó en el último partido del torneo doméstico, por 1 a 2 contra el ya descendido Vitoria. Los rojillos comenzaron la temporada como locales con cuatro empates consecutivos ante Racing de Santander; Barakaldo; Sporting B y Real Unión. Todos estos encuentros contaron con goles de ambas escuadras, por lo que son resultados que tampoco valdrían de cara al duelo ante el Atlético de Madrid B. Tras estos primeros cuatro encuentros en Anduva, llegaron cinco victorias encadenadas actuando a orillas del Ebro, ante Tudelano; Amorebieta; Gernika; Logroñés y Arenas de Getxo. Salvo en el último caso, el Mirandés logró dejar a cero la portería defendida por limones en el resto de enfrentamientos. Los cinco resultados, de repetirse ante el equipo rojiblanco, supondrían el pase para los pupilos de Borja Jiménez.

Tras un empate a 1 contra el Izarra, Anduva acogió otras tres victorias consecutivas ante Durango; Langreo y Calahorra, dos de ellas con la puerta a cero. Posteriormente, otro empate a 1 ante el Athletic B y cuatro victorias ante Ginmnástica; Leioa; Real Oviedo B y Real Sociedad B, antes de finalizar la liga regular como local con la derrota ante el Vitoria por 1 a 2. En total, el Mirandés sumó 12 resultados que le valdrían de cara al domingo, todos ellos victorias. A su vez, también cosechó 6 empates con goles y una derrota, que se traducirían en la eliminación ante el Atlético, 12 de 19 resultados de la temporada regular desembocarían en el pase a la segunda ronda, 7 derivarían en la eliminación.

En relación a la capacidad goleadora, los rojillos han visto puerta con facilidad actuando como locales. 30 goles en 19 partidos, 1,57 dianas de media por encuentro. Sin embargo, también han recibido 13 tantos en contra, 0,68 por partido. Los de Borja Jiménez son conscientes de que la portería a cero garantizaría, al menos, la prórroga, por lo que ha de ser uno de los objetivos imprescindibles para que la eliminatoria no se ponga muy cuesta arriba. A lo largo del curso, los rojillos han cerrado ocho duelos en Anduva sin conceder ningún gol en contra, el 42% del total, y todos acabaron en victoria local.

Enfrente, el Atlético B llega a Miranda con las ideas bastante claras. Un gol complicaría mucho la tarea al Mirandés, que actuando como local deberá dar el primer paso hacia adelante, una circunstancia que quiere ser aprovechada por los de Oscar Fernández para encontrar espacios.

Los colchoneros son el mejor equipo visitante de su grupo con 32 puntos repartidos entre 9 victorias, 5 empates y 5 derrotas. De estos 19 resultados, 14 otorgarían la clasificación a los del Cerro del Espino. El filial llega en un gran momento de forma al partido de vuelta y son una gran amenaza cuando han de hacer las maletas para jugar lejos de Madrid. En sus últimos diez encuentros, han logrado 6 victorias; 2 empates y 2 derrotas. Las igualadas fueron con goles, ante la Cultural Leonesa y el Valladolid B, por lo que el Mirandés ha de poner especial atención en la capacidad ofensiva de su rival, que no necesita vencer en Anduva para poder acceder a la siguiente ronda.

En cuanto al rendimiento goleador, los rojiblancos han anotado un total de 27 goles en 19 partidos como visitante (1,42 por encuentro) y sólo han protagonizado 4 duelos en los que no han conseguido perforar la red del oponente. En los cuatro casos acabaron perdiendo. Tanto el Mirandés, de local, como el Atlético, de visitante, no saben lo que es empatar a cero en la presenta campaña. Por lo tanto, el cuadro rojillo, comandado por Borja Jiménez, deberá medir cada acción para controlar a un rival con mucha pólvora y que sabe sacar ventaja como visitante. Así, Anduva deberá aportar ese apoyo complementario que le ha mantenido inexpugnable durante la mayoría de curso en un duelo en el que un error puede suponer el pase.