Borrar
El futbolista aragonés disputó su mejor partido como rojillo el miércoles. Avelino Gómez
La visita al feudo granota llega en un gran momento de confianza del Mirandés

La visita al feudo granota llega en un gran momento de confianza del Mirandés

El conjunto rojillo encadena tres victorias al hilo y el vestuario se siente pletórico de cara a una de las salidas más complicadas del curso

Toni Caballero

Miranda de Ebro

Viernes, 3 de noviembre 2023, 00:00

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Con el sufrido triunfo en el campo de Santa Ana frente al Utebo ya son tres consecutivos para el equipo dirigido por Alessio Lisci, dos de Liga y uno de copa del Rey. Por lo general, en el deporte, no hay mejor acicate que ganar para ganar confianza, valga la redundancia, y el cuadro de Anduva vive su mejor momento de la temporada en este aspecto.

«Tanto en Liga como en Copa intentamos dar lo máximo. El Levante es un equipo muy bueno, nos pondrá las cosas muy difíciles, pero estamos en una buenas dinámica y hay que aprovecharlo», argumentaba Pablo Tomeo tras el partido copero.

El duelo del pasado miércoles en territorio aragonés exigió un gran desgaste al equipo de Anduva, que se vio obligado a disputar la prórroga para poder remontar el partido contra un aguerrido rival. Ahora, en la previa del encuentro del Ciutat de Valencia, hay que evaluar si el derroche físico se puede ver compensado con la ganancia de la plantilla a nivel de autoestima.

«Es un triunfo importante y da confianza de cara al próximo partido de Liga. Hemos sabido sufrir porque no es fácil jugar en estos campos. La prueba es que hay otros clubes de Segunda que han caído. Ganar siempre da confianza y en lo personal siempre intento dar lo máximo cada vez que salto al terreno de juego», zanjaba el centrocampista aragonés de 23 años, que se estrenó como goleador rojillos a poco más de 100 kilómetros de su Alloza natal.

Por su parte, el comandante mirandesista, Alessio Lisci, que ya avanzaba en la previa que la Copa no era una prioridad para el club este año, no tenía tan claro que el precio pagado por pasar de ronda en Utebo fuese tan ventajoso para el equipo a corto plazo.

«Queríamos evitar la prórroga porque eso condiciona la preparación del partido contra el Levante. No es fácil para los jugadores menos habituales entrar muchos de golpe en partidos así. La Copa ilusiona, pero a los equipos de Segunda nos complica para la Liga», señalaba el italiano en rueda de prensa.

Y es que el conjunto mirandesista se plantó en las afueras de Zaragoza con 18 jugadores de la primera plantilla y, dado el desarrollo del encuentro, prácticamente todos tuvieron que sumar minutos en la eliminatoria copera. Ahora, con escasos dos días de preparación para la cita con el Levante, también habrá que prestar cierto espacio a la recuperación de los jugadores.

La buena noticia, que vuelven jugadores clave como Carlos Martín y Gabri Martínez, los dos máximos artilleros del equipo, que descansaron por sanción en el duelo copero. Ahora toca poner rumbo a Valencia para medirse a uno de los gallitos de la categoría que, sin embargo, no parece atravesar su mejor momento.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios