Visita un campo hasta ahora inexpugnable

Es muy probable que en Calahorra se vea nuevamente esta imagen. /Avelino Gómez
Es muy probable que en Calahorra se vea nuevamente esta imagen. / Avelino Gómez

El Mirandés quiere romper la racha del Calahorra que ha hecho de su feudo un fortín donde cuenta sus partidos por victorias

MARÍA ÁNGELES CRESPO

Un equipo que ha hecho de su casa un fortín inexpugnable, el Calahorra, ese es el rival de los rojillos esta tarde. Los de Miguel Sola han recibido hasta ahora en La Planilla a Amorebieta, Gernika y Logroñés, y los tres duelos se han saldado con idéntico final, victoria para los de casa, triunfos además, todos ellos claros. Se ha impuesto por 2-0 tanto al Amorebieta como al Logroñes, y superó al Gernika por 3-1. Un bagaje impecable; más aún para un equipo recién ascendido que dice mucho de su tino en las áreas rivales y de su buen hacer en tareas defensivas.

Es el rival de esta tarde un hueso duro de roer en su terreno, pero a las cifras de los navarros poco tienen que envidiarle las conseguidas por los rojillos cuando los de Anduva son los visitantes. El Mirandés empató en su estreno liguero y, como es bien sabido consiguió traerse los tres puntos tanto en su visita a Durango, como la más reciente a Langreo. Así pues se contraponen las cifras de un buen equipo local contra un buen conjunto visitante, y los rojillos están empeñados en mantener la vitola de bloque a temer a domicilio. El objetivo por lo tanto para el Mirandés no es otro que el de prolongar su racha de imbatido y romper la muralla que hasta la fecha han levantado en la Planilla los pupilos de Miguel Sola, conocedor como pocos de cómo trabaja el Mirandés.

El duelo se presenta por lo tanto intenso e interesante y esta tarde se verá si prevalece la fortuna de los unos o los otros. El Mirandés se está mostrando más efectivo fuera de Anduva y los cientos de aficionados que se van a desplazar desde Miranda hasta Calahorra quieren hoy ser partícipes activos en esa circunstancia. Los de Jiménez no van a estar solos y la presencia de los suyos en las gradas será un acicate más para intentar la que sería su tercera victoria a domicilio.

Los dos equipos están separados ahora mismo por tan sólo un punto y conseguir los tres daría opción  (en función de los resultados que se den esta tarde ) de alcanzar o estar muy cerca de los puestos de 'play off'; una situación que todavía no es prioritaria para ningún equipo, pero que sería un plus para cualquiera de ellos en la competición.

Una piña

El equipo está convencido de que tiene opciones para conseguir el triunfo en Calahorra, para ello se ha conjurado toda la plantilla y los que tendrán que encargar de hacer realidad el objetivo son los que para esta importante cita ha convocado Borja Jiménez.

La ausencia forzada de uno de los que se había convertido en habitual, Odei Onaindia, le ha abierto la puerta a David Prieto, que ha entrado por primera vez esta temporada en la lista.

Por lo que respecta a lo que se prevé como once titular en La Planilla, Limones volverá a ser el encargado de echar el cerrojo a la portería. Una tarea en la que tendrá que colaborar todo el equipo pero que recaerá preferentemente en los encargados de las tareas defensivas. Los laterales parecen fijo, Paris y Kijera, y será la pareja de centrales la que variará. A Sergio le acompañará, previsiblemente Melli.

En el centro del campo la posición de enganche recaerá en Cerrajería o Rúper, que se apoyarán en Romero y Hugo Rama para sacar el cuero controlado, y que llegue a los hombre más adelantados, Yanis en una banda, en la otra Álvaro Rey o Miguel Díaz, y en punta Claudio.

El resto de la lista, además de la novedad de David Prieto, la completan, el guardameta Guillermo, Carlos Julio, Ernets y Matheus.

De inicio o desde el banquillo, los elegidos por el técnico, tendrán en mente hacerse con los tres puntos y dedicar la victoria a los cientos de seguidores que teñirán la grada de rojo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos