Sergio recuerda que «el Logroñés está cerca y eso nos sirve para competir»

«Viene bien que nos exijan en liga»

Sergio González es uno de los habituales en el eje de la defensa. /A. G.
Sergio González es uno de los habituales en el eje de la defensa. / A. G.

El central del Mirandés recalca que «el equipo ha dado la cara en las citas importantes» y que el cuerpo técnico «lo tiene todo planificado para llegar bien al 'play off'»

ÁNGEL GARRAZA

La primera plantilla mirandesista regresó ayer al trabajo en sesión vespertina. Casi tres días de descanso tras ganar la Copa Federación y caer en Amorebieta solo 44 horas después de la final en Cornellà con el fin de arrancar el mes de abril. «Es un punto de inflexión finalizar marzo porque ha sido un mes bastante duro y largo con muchos partidos, un total de ocho que son los que hemos jugado. Ahora, toca centrarse en la Liga, ya solo tenemos esto y lo afrontamos con la idea de llegar lo más frescos posibles tanto a nivel mental como físico».

Sergio González es quien así lo expresa antes de asegurar que «queremos quedar lo más arriba posible; tenemos al Logroñés muy cerca, pero nos viene bien que nos exijan en liga, que la categoría es complicada porque vamos a estar hasta el final peleando por puestos. El objetivo es siempre quedar lo mejor posible en la clasificación».

El central del Mirandés sostiene que está todo pensado para llegar en óptimas condiciones al tramo definitivo de la temporada, que es cuando se va a decidir el futuro del club en el ámbito deportivo. «Hemos tenido dos días y medio para desconectar con el fin de volver frescos de mente. El cuerpo técnico tiene todo planificado y pensado para llegar al final de temporada bien; ahora se trata de cuidarnos al máximo, como siempre hacemos, porque todos los entrenamientos y el día a día van enfocados a llegar bien al final».

¿Cómo se llega bien a la fase de ascenso, controlando esfuerzos o compitiendo hasta el final? El plantel lo tiene claro. La mejor manera es competir hasta el último instante de la Liga regular. «La confianza se coge ganando, somos un equipo ganador y si queremos llegar bien al final y en un estado de forma óptimo hay que hacerlo con mucha confianza para poder dar un buen nivel de juego y tener sensaciones positivas, que es lo que pretendemos».

Atrás queda marzo, un mes en el que el equipo certificó un título nacional y obtuvo un triunfo, tres empates y una derrota en liga, números bajos para ser un candidato al ascenso. La lectura que se extrae en el vestuario, tal y como expone el defensa rojillo, es que en este periodo de tiempo «ha habido un partido o dos malos; en el resto, pienso que hemos tenido y dado un buen nivel de juego, sobre todo en cuanto a las sensaciones».

Considera que, asimismo, «tenemos que valorar las cosas buenas que hemos hecho y conseguido, que son muchas; a la hora de la verdad, en los partidos importantes, este equipo siempre ha dado la cara». Y, en este caso, hace referencia al torneo copero en el que se proclamó campeón este pasado jueves. La Copa nos ha podido pasar factura, pero a nivel anímico nos sirve de estímulo. Todo ese sacrifico nos recompensa porque vemos que el trabajo ha dado resultado».

No fue así en Urritxe, donde menos de dos días después del partido disputado en Cornellà y del correspondiente viaje, el Mirandés cayó por 1-0. A pesar de este resultado, negativo, lo cierto es que ningún equipo ubicado en la parte alta de la tabla del grupo segundo de la categoría de bronce logró ganar. Reflexión que también hace el madrileño. «El sábado estábamos dolidos por haber perdido y por cómo transcurrió todo antes del partido, pero sabíamos que ahora, en la segunda vuelta, los equipos se están jugando todos mucho, los de abajo también y es todo muy complicado. Los de arriba pinchan y lo estamos viendo cada fin de semana».

La primera plantilla disfrutó de descanso desde el sábado por la tarde y ayer volvió a los anexos para empezar a preparar el compromiso ante el Leioa fijado para este domingo a las 17.30 horas. «Nos han venido muy bien estos días para desconectar; lo hemos hecho al margen del tema físico, sobre todo en el mental, que es tan importante o más».

El futbolista madrileño estima que el hecho de que «el jugador regrese después de una carga muy seguida de partidos y vuelva más fresco nos va a venir muy bien para afrontar este tramo con garantías de estar liberados mentalmente».

El primer equipo regresa a la vida normal después del trasiego de la Copa Federación. Los ensayos ya son los habituales, así como los horarios. Después de la primera sesión que tuvo lugar ayer por la tarde, hoy ya se retoman por la mañana. Se llevará a cabo a las 11 horas en el campo 2 de los anexos al igual que los de jueves y viernes. Todos, por lo tanto, serán a puerta abierta.

Ya el sábado, toda la plantilla disponible se ejercitará sobre el césped de Anduva sin la presencia de público, al menos durante la última parte del entrenamiento, fijado asimismo para las once. El día después, los rojillos recibirán al Leioa, sexto clasificado con 45 puntos –catorce menos que el Mirandés– en el compromiso que ha quedado fijado para las 17.30 horas.