Un viaje corto para dar el último empujón del año

El conjunto rojillo se ha ejercitado esta semana mentalizado de lograr hoy el triunfo para disfrutar de la fechas navideñas a partir del partido de esta tarde. /A. G.
El conjunto rojillo se ha ejercitado esta semana mentalizado de lograr hoy el triunfo para disfrutar de la fechas navideñas a partir del partido de esta tarde. / A. G.

El duelo será diferente al disputado ante el Sanse, a pesar de tratarse de otro filial, a causa del césped sintético y de las características del rival

ÁNGEL GARRAZA

El conjunto rojillo despide hoy (16 horas) la competición oficial de 2018 en Ellakuri, el campo de Llodio donde juega como local esta temporada el Vitoria. La intención con la que partirá esta mañana la expedición mirandesista no es otra que concluir el año con buenas sensaciones, tanto en juego como, sobre todo, en resultados. Los de Jiménez llegan a esta última cita tras obtener dos victorias por la mínima, sin encajar gol en ninguno de los dos encuentros y con imagen de empaque de equipo, principalmente en el anterior choque ante la Real Sociedad B.

Los rojillos se acercan a los números previstos a estas alturas y un triunfo hoy ante un adversario que ocupa plaza de descenso y que solo ha vencido en una ocasión en campo propio les permitiría despedir el año respecto a partidos –la plantilla volverá el día 28 de diciembre tras las mini vacaciones– en su mejor clasificación de 2018.

Todo hace indicar que esta tarde en tierras alavesas se verá un partido diferente del que jugó el Mirandés el pasado domingo en Zubieta. Es otro filial, pero con una filosofía de juego distinta, sin tanta predilección por la posesión, más rocoso, mientras que el terreno de juego nada tendrá que ver con el de hace seis días. Hoy se disputará el duelo en hierba artificial. Eso condiciona siempre la fluidez del juego. Y más, al bloque que está menos acostumbrado a ejercitarse en este tipo de terrenos. Conviene tener en cuenta, por lo tanto, otras armas si el aspecto combinativo no se puede ejecutar como se desea.

Así que todos estos factores en su conjunto convertirán el choque en una batalla deportiva que se desarrollará por otros cauces, pero en el que los de Jiménez esperan tenga idéntico desenlace que en San Sebastián: el mismo signo, el del triunfo para los que este sábado ejercerán de visitantes.

El año concluye con diez desplazamientos y ocho encuentros en casa. En el cuerpo técnico están «satisfechos» con la evolución mostrada por muchos futbolistas, del juego y de los últimos marcadores favorables a los intereses del equipo de Miranda. Sin embargo, eso ya es historia y una victoria esta tarde hará todavía mejores los resultados anteriores. Hay que terminar con las mejores sensaciones y eso pasa por lograr los tres puntos en el césped sintético de Ellakuri.

El adversario, filial del Eibar, está necesitado de agregar puntos a su casillero como consecuencia de su actual ubicación en la tabla, en la zona roja que conduce a Tercera.

Por segunda temporada consecutiva, el entrenador del Vitoria es Igor Gordobil (47 años), que llegó al conjunto alavés tras conseguir realizar la mejor temporada de la historia del Leioa, quedándose a las puertas de clasificarse para disputar el 'play off' de ascenso.

En la portería, el técnico vasco sigue contando con los dos guardametas de la temporada pasada y mantiene las rotaciones en esta demarcación porque Cebriá –valenciano– y Areitio (primo de Cedrún) han disputado 9 y 8 partidos respectivamente. El lateral derecho es para el croata Branimir Cipetic (23 años 1,84), un futbolista muy potente físicamente, formado en la cantera del Hajduk Split, que llegó a Vitoria la temporada pasada procedente del Elche. Empezó ahí, no obstante, el cántabro Camus.

Juan Carlos Lázaro, 'Kaiser', otro valenciano y José Hernández, ex UCAM Murcia, se manejan en el eje de la defensa; Roger y Julen López son las alterativas para el flanco izquierdo. Miguel Marí, alicantino y Ribeiro, mediocentro muy potente, para la medular. Luis Lara (sancionado hoy), Ángel, Jaime y Urko son las opciones para las bandas; su goleador Xesc, Obieta y Dieng para el centro del ataque.

 

Fotos

Vídeos