El Mirandés gana al Real Unión por la mínima, no encaja y se pone por delante en la eliminatoria

Ventaja rojilla para viajar a Irún

Guridi debutó con el Mirandés, jugó todo el partido y dejó destellos de su calidad. /A. G.
Guridi debutó con el Mirandés, jugó todo el partido y dejó destellos de su calidad. / A. G.

Hugo Rama logró el tanto de los de Jiménez en el duelo de ida de los cuartos de final dela Copa RFEF que se disputó en Anduva

ÁNGEL GARRAZA

El gol conseguido por Hugo Rama en la primera mitad desde fuera del área sirvió para poner por delante al Mirandés en la eliminatoria de cuartos de final de la Copa Federación. Es un resultado que deberá hacer bueno el conjunto de Borja Jiménez el miércoles siguiente, pero el porcentaje de posibilidades de pasar de ronda, a semifinales, se inclina a favor del equipo de Miranda antes del segundo y definitivo asalto.

Juanjo, Riki, Molpe y Zunzunegui fueron los jugadores del Mirandés B que entraron en la convocatoria del duelo. Los tres primeros son los que participaron desde el inicio y hasta el final de la contienda en el lateral zurdo, el centro del campo y en la demarcación de delantero centro. Con tres efectivos del filial durante todo el compromiso, el triunfo también se quedó en Anduva.

El partido comenzó con dominio alterno y con destellos de calidad de Guridi, el centrocampista rojillo que debutó con el equipo tras su incorporación en el mercado invernal. Tanto en la conducción como en el pase y en la recuperación del balón dejó muestras de lo que pueda dar al Mirandés en lo que queda de temporada.

El Real Unión, por su parte, buscaba con ahínco al extremo derecho Lizarraga. Era su principal baza ofensiva. Varias incursiones suyas a la espalda de Riki fueron los acercamientos más peligrosos que protagonizaron los visitantes, que abortaron siempre bien en tareas defensivas los centrales, tanto Melli como Irazabal.

Sin apenas ocasiones transcurría el encuentro, hasta que Hugo Rama se hizo con un balón en las inmediaciones del área, buscó hueco y de un disparo raso lo colocó en el fondo de la red, muy cerca de la cepa del poste.

El primer y único tanto de una tarde más agradable –en cuanto al clima– que las anteriores que ha vivido el Municipal frente a Arandina y Barakaldo, ambas muy desapacibles y con mucho frío, animó más a los rojillos y a los poco más de 600 aficionados que se congregaron en las gradas, que dispusieron de otra jugada de Zunzunegui, que disparó a las manos del meta Sequeira y de Melli, quien tras el saque de esquina remató de cabeza por encima del larguero cuando se encontraba en una óptima posición para marcar.

Los irundarras tuvieron su oportunidad tras un fallo en la salida de balón. Ekhi, por dos veces, tuvo el gol pero no concretó. En la segunda, estrelló el cuero en el larguero tras conectar con la testa.

El Mirandés, sin embargo, quería ampliar la ventaja para acudir al Stadium Gal con una mayor diferencia de tantos a su favor. Un activo Ernest, al igual que en el anterior encuentro de esta competición, lo intentó desde lejos, pero obtuvo la respuesta del portero Sequeira. Dos minutos más tarde, fue Zunzunegui quien se revolvió para que el cancerbero desviara de nuevo a córner.

La segunda mitad arrancó con un cabezazo de Melli, que salió fuera por poco. Borja Jiménez introdujo cambios enseguida: Yanis, Cerrajería y Claudio se incorporaron por Ernest –acabó renqueante tras la última jugada en la que participó–, Hugo Rama y Rodrigo.

La ocasión, no obstante, más peligrosa corrió a cargo de Ekhi, pero Guillermo despejó bien colocado. El portero rojillo se mostró muy seguro en las escasas acciones en las que tuvo que intervenir.

Claudio estuvo cerca de aumentar la cuenta al fallar la zaga rival y quedarse solo ante el portero. Tiró al muñeco. A partir de ahí, el choque se convirtió en un correcalles, con idas y venidas pero sin llegadas claras. Solo se contabilizó una de Yanis por el flanco izquierdo; su centro chut se paseó por el área pequeña sin que encontrara rematador.

No se movería ya el marcador. Los de Irún lo intentaron de forma tímida, tuvieron el control de la pelota en los instantes finales pero el Mirandés parte con ventaja para el duelo de vuelta, que tendrá lugar el próximo miércoles en Gal.