«Vamos a dar la vida por el objetivo»

Limones, junto a Melli y el entrenador del Vitoria, Iban Fagoaga. /A. G.
Limones, junto a Melli y el entrenador del Vitoria, Iban Fagoaga. / A. G.

Limones recalca que «la última derrota fue un accidente por relajación», pide a la afición su apoyo y traslada un mensaje «positivo»

ÁNGEL GARRAZA

«El partido del Vitoria está pasado, reconocemos nuestros errores, estuvimos mal, nadie se esperaba el resultado final, pero ya está olvidado y creo que lo más conveniente es lanzar un mensaje de positividad: tenemos que seguir en la línea que hemos mostrado en casa, con buenos resultados y buen fútbol; y decirle a la gente que siga como hasta hoy, apoyando al equipo que nosotros vamos a dar la vida por conseguir el objetivo».

Limones apela a la tranquilidad y deja claro que no tendrá nada que ver el 'play off' con la actuación del pasado domingo. ¿Fue un accidente o hay que mejorar mucho aún? «Esta claro y somos conscientes de que fue un accidente en una mala segunda parte». Quizás –continúa– «por un exceso de relajación no estuvimos bien; nos faltó tensión competitiva. Y es que si en un partido de fútbol no te empleas con intensidad, vas mal».

Al margen del hecho puntual de la derrota cosechada en la anterior jornada, la segunda vuelta, en cualquier caso, presenta peores números que la primera. Acerca de esa dinámica que ha mantenido el Mirandés a domicilio el portero rojillo mantiene que «somos conscientes de que puede que haya sido peor en cuanto a números pero es que todos los rivales se juegan algo, afrontan los partidos como si fueran una final y siempre vas a perder más puntos».

Reconoce que «es cierto que en la primera vuelta hemos estado mejor fuera de casa, pero en la segunda hemos seguido con los mismos números en nuestro campo. Aunque hay que ser realistas y fuera hemos estado peor, sí, es algo que tiene que cambiar en la fase de ascenso».

Respecto a si el partido ante el campeón Racing en El Sardinero, tanto por el resultado cómo por la forma en que se resolvió, pudo ser un punto de inflexión porque ya era complicado alcanzar el primer puesto y la plantilla, consciente o no, levantó el pie del acelerador en este segundo tramo de liga, admite que en cierta forma pudo pasar factura en su momento. No tanto después.

«No lo sé, perdimos e inconscientemente sí que vimos que el primer puesto era muy difícil de conseguir, pero nosotros hemos seguido trabajando y compitiendo para lo que queda y para estar bien en el 'play off'».

A lo largo de la temporada, sea como fuere, se ha detectado que los adversarios generan mucho peligro con escasas llegadas, un problema que no se ha resuelto, tal y como se comprobó ante el ya descendido Vitoria. «Por circunstancias, tenemos una forma de jugar agresiva al dominar mucho el balón, pero es que todo conlleva su desventaja; cuando pierdes el balón te expones a que el equipo esté un poco desordenado y el rival también juega y lo sabe aprovechar. Estamos trabajando para pulir esos fallos y para que en el 'play off' no ocurran», asegura el cancerbero de Daimiel.

Borja Jiménez dijo, tras el último compromiso, que de un córner a favor no nos pueden marcar un gol en un contragolpe al quedar desguarnecida la defensa como consecuencia de atacar con nueve hombres. Limones, ¿cómo lo ve desde su posición? «Eso, estoy seguro de que en un 'play off' no va a pasar; que saquemos un córner y que la gente no vuelva», subraya el guardameta titular.

Añade, al hilo de esta cuestión, que «somos conscientes de que nos jugamos mucho, nos jugamos todo un año en un partido y vamos a ir a cada balón como si fuera el último». Lo contrario sería dar mucha ventaja al oponente.

Las matemáticas ponen de manifiesto que todavía es posible optar al segundo puesto aunque desde el pasado fin de semana la ventaja a favor es para la UDLogroñés. ¿Es posible? «Sinceramente, ya llevo muchos 'play offs' y la verdad es que lo importante es quedar primero, que es lo que te da ventaja. Realmente, quedar segundo o tercero me da igual, creo que es lo de menos porque lo importante es que son tres eliminatorias y que te vas a enfrentar a otros tres muy buenos equipos quedes en uno o en otro lugar».

La actuación individual, en algún encuentro, cree que no le pasará factura. «Soy el primero en reconocer mis errores. Al jugar de una manera determinada, corres riesgos y al jugar tan adelantado, te expones a que no pueda llegar al balón, no hay que darle más importancia».

Sí se la da al partido frente al Arenas, el del próximo domingo, que cerrará la Liga. Ante un adversario que aún no está salvado y en un campo de césped artificial y muy pequeño. ¿Es lo mejor para preparar el play off'? «Para mí, sí es el mejor partido que nos podía tocar porque el Arenas se la juega y nos va a poner las cosas difíciles. Va a competir y nos va a hacer competir. Es lo mejor que nos puede pasar porque nos exigirá y queremos ganar. No hay miedo a ese partido ni a posibles lesiones».