El cuadro jabato ya ganó al ibicenco en el choque de la primera vuelta (0-2). / prensa 2

Tres duelos para acabar entre el noveno y el decimonoveno puesto

Es la horquilla en la que se moverá el equipo rojillo cuando el día 29 termine la competición de Segunda División

ÁNGEL GARCÍA

El Mirandés se sitúa en la decimosexta posición, tras sumar 46 puntos, a falta de tres encuentros para que expire el campeonato. Un tramo final que conllevará que los rojillos acaben entre el noveno y el decimonoveno puesto de la clasificación. La horquilla es amplia, aunque finalizar el curso entre los diez primeros de la clase se antoja una misión casi imposible porque dependerá de ganar los tres partidos que restan y, además, de muchas carambolas.

Está, respecto a puntuación, casi a la misma distancia del noveno clasificado, lugar que actualmente le corresponde al Cartagena, que del primer puesto que conduce al descenso a Primera RFEF, que hasta este fin de semana al menos ocupa la Real Sociedad B. Del noveno está a 'solo' siete puntos y del Sanse, a seis.

Pero con una salvedad. Significativa. Si se mira hacia la parte noble de la clasificación aparecen siete rivales por delante, mientras que si la vista se dirige hacia el pozo solo están Málaga y Sporting antes de la zona roja que marca hasta este viernes el filial donostiarra.

De ahí que terminar mucho más arriba y captar, por lo tanto, más ingresos la siguiente campaña, sea un objetivo más complicado de ver realizado porque no solo se trata de hacer pleno de triunfos en los tres compromisos que restan frente a Ibiza, Girona (tendrá en juego el 'play off') y el ya descendido Fuenlabrada, con el que concluirá la competición en Anduva el último domingo del presente mes, sino que tienen que fallar todos los adversarios ahora mejor ubicados en la tabla (además del Cartagena, Ibiza, Huesca, Burgos, Leganés, Zaragoza y Lugo).

Los gallegos tienen un punto más; los maños, dos; pepineros y burgalesistas, cuatro; los oscenses llevan a su favor cinco de diferencia; el rival que visitará dentro de dos días el municipal rojillo, seis y los de la provincia de Murcia, siete.

Es el grupo de equipos a los que puede superar si hace los deberes en los algo más de 270 minutos de campeonato de la regularidad que restan y estos adversarios, por su parte, no están acertados al verse ya sin opciones de 'play off'.

Respecto a los contrarios que figuran por detrás, el Mirandés aventaja en cuatro puntos a los dos históricos del fútbol español que se encuentran en muchos apuros.

De tal manera que el reto para el bloque de Etxeberria es sellar la permanencia este fin de semana, romper la dinámica de resultados negativos de las últimas citas y acabar lo más arriba posible en la clasificación con el propósito de que la entidad rojilla sume unos cientos de miles de euros más a sus arcas.