Trasladan la sesión sin público al anexo para preservar el césped con Capellini ya en el grupo

A. G.

El primer equipo del Mirandés se trasladó finalmente al campo 2 de los anexos con la finalidad de preservar en las mejores condiciones el césped de Anduva, más blando que de costumbre como consecuencia de las lluvias que están cayendo en Miranda durante los últimos días.

La plantilla se ejercitó sobre la hierba del terreno de juego de entrenamiento a pesar de estar previsto el ensayo sobre la del Municipal en una sesión que fue a puerta cerrada. Según se notificó desde la entidad a través de sus medios oficiales fue un entrenamiento en el que los de Lolo Escobar pudieron incidir en algunos aspectos tácticos y otros específicos de estrategia a balón parado.

Siempre según el club, Bojan Letic y Simón Moreno fueron las únicas bajas que se contabilizaron en este entrenamiento, por lo que en la prueba que tuvo lugar el miércoles sí que estuvo presente Capellini, ausente en el trabajo grupal durante la jornada del martes.

Respecto al lateral bosnio sigue recuperándose de unas molestias que sufre en la espalda y que le impidieron viajar a Fuenlabrada, motivo por el cual trabajó de manera individualizada en el gimnasio, que es donde se ejercita durante esta semana.

A falta de un entrenamiento para recibir mañana al Oviedo, el defensa y Simón Moreno serían las únicas bajas con las que cuenta el míster extremeño para afrontar la jornada 18 del campeonato de la regularidad, que acogerá Anduva este viernes a partir de las nueve de la noche. Será la última de noviembre antes de encarar el tramo final de la primera vuelta.