Urko Vera, en la última victoria en Miranda, en el curso 16/17 (2-0). / A. G.

Solo dos victorias en Segunda División tras siete encuentros en Anduva ante el Alcorcón

ÁNGEL GARRAZA

Lo apunta el propio Lolo Escobar. «El Alcorcón no es un rival que se le haya dado especialmente bien al Mirandés en casa, aunque son temporadas diferentes y equipos distintos». Pero su recuerdo vale como argumento para advertir que a pesar de que los madrileños no hayan puntuado todavía en los cuatro encuentros, el Mirandés no lo tendrá, ni mucho menos, fácil esta noche.

Siete partidos se han jugado en Miranda desde que ambos coinciden en la categoría de plata (a partir de 2012) y solo constan dos triunfos para los mirandesistas: en la jornada 33 de la temporada 2016/17 (2-0), una campaña que acabó con el descenso del Mirandés pese a los goles de Urko Vera y Eguaras.

El 3-0 se contabilizó en la undécima semana de competición de la 15/16 con Galán, Álex García y Lago Junior de realizadores. Son las únicas citas que se han saldado, en Anduva, con una victoria para los mirandesistas.

Porque en el camino aparecen dos derrotas: 0-2 en el primer ejercicio, el 2012/13 y 1-2, en el 14/15; y tres igualadas: sin tantos en la última vez que se han visto las caras a orillas del Ebro (en la jornada inaugural de la temporada 2020/21), en la séptima de la anterior, la 19/20, cuando el choque terminó con empate a dos tantos y la primera comparecencia de Malsa ante la que sería esa campaña su afición y el 1-1 que deparó el duelo de la temporada 13/14.

Solo 9 puntos de 21 en juego cuando ha actuado como anfitrión es lo que ha sumado el Mirandés ante el rival que tendrá enfrente esta noche.