Genaro pasó por el quirófano la semana pasada tras romperse el menisco de su rodilla izquierda. / Malaga C.F.

Solo Víctor y Jiménez viajan a Miranda de los 6 exrojillos que empezaron en el rival

Genaro está recién operado tras romperse el menisco y el cuerpo técnico de José Alberto fue cesado el lunes por los malos resultados

ÁNGEL GARRAZA

El final de la anterior temporada y las semanas posteriores hasta que se inició la campaña 2021/22 de manera oficial supuso un continuo traslado de efectivos de Miranda a Málaga, que arrancó con la incorporación al club costasoleño del entrenador José Alberto López tras no seguir en el Mirandés. Al ovetense le siguieron su ayudante, Pablo Álvarez, y el analista Pedro García, también presentes el curso anterior en el equipo rojillo y que adquirieron un papel relevante de cara a la opinión pública tras dar el técnico positivo por coronavirus. Ninguno de los tres, sin embargo, viaja hoy a la ciudad del Ebro como malaguistas porque desde el lunes dejaron de desempeñar sus funciones al frente de este rival al ser destituido el entrenador.

El proyecto, de esta manera, pasa a Natxo González. El preparador vitoriano es quien se sentará mañana en el banquillo del equipo visitante en Anduva con el propósito de mantener el objetivo de clasificarse en la zona alta al final del curso, algo que comenzaba a complicarse. José Alberto, por lo tanto, se ha marchado esta semana con sus dos hombres de confianza, que llegaron con él en el mes de junio: tanto Álvarez como García. Todos tenían otra temporada de vinculación con el conjunto de La Rosaleda. Habrán tenido que resolver con la entidad blanquiazul la rescisión del contrato.

Al llegar justo antes del verano un cuerpo técnico que conocía a los jugadores que habían pertenecido al Mirandés el ejercicio 20/21, este hecho permitió que en Málaga fueran llegando futbolistas con pasado en el cuadro rojillo. Hasta tres permanecen enrolados en las filas del equipo de Martiricos tras pasar por el Mirandés: los laterales Víctor Gómez y Javi Jiménez, que habían sido titulares en el bloque de Anduva, el primero por la derecha y el segundo, por el flanco izquierdo, y el defensa central/pivote Genaro Rodríguez.

El sevillano, no obstante, está lesionado y tampoco se desplazará con la expedición malacitana este fin de semana a Miranda. Se recupera en Madrid de su reciente operación tras romperse el menisco de su rodilla izquierda. Pasó por el quirófano la semana pasada y será baja, en principio, durante varios meses en función de las previsiones más optimistas lanzadas por los médicos y trasladadas desde la entidad del sur.

Genaro no arrancó la Liga como titular –tampoco en el Mirandés– pero fue uno de los integrantes de la alineación durante doce jornadas consecutivas, entre la octava y la vigesimoprimera, de los 18 encuentros en los que ha participado con el Málaga.

Así que solo Víctor Gómez y Javi Jiménez están en condiciones de jugar mañana en Anduva ante su exequipo. El primero, cedido por el Espanyol, ha sido fijo en las alineaciones desde la tercera jornada. Ha jugado todos los choques desde el inicio, los 90 minutos, salvo el último ante el Ibiza a causa de un proceso vírico del que ya se ha recuperado.

El de Quesada (Jaén), por su parte, ha sido titular en 16 ocasiones, jugando 10 partidos completos por el carril zurdo. Apuntan a ser de la partida y medirse al Mirandés este domingo.