Solo un lavado de cara para el césped

Solo un lavado de cara para el césped
Avelino Gómez

La falta de tiempo obliga al Mirandés a limitar las mejoras a tareas de mantenimiento con el recebado de la hierba

ÁNGEL GARRAZA

Un lavado de cara. Es lo máximo que puede acometer el club para mejorar el césped de Anduva. Un terreno de juego que ha presentado en la última década un aspecto casi inmejorable para la práctica del fútbol, alabado por locales y visitantes a pesar de los muchos años que acumula, pero que en la temporada pasada, recién concluida para el Mirandés, ha notado con una mayor virulencia las enfermedades propias del terreno causadas por hongos (en varias ocasiones se han visto zonas amarillentas), del paso del tiempo, de los partidos y de las adversas condiciones climatológicas.

Hacía mucho tiempo que desde el exterior no se contemplaba un peor estado pese a los cuidados y el mimo con el que a diario trabaja en el rectángulo de juego José Antonio Mas. Pero cabe recordar que el problema es que no drena, no pasa el agua a la parte inferior del suelo, lo que se agrava con la raíz. «Hace 30 años» que no se ha levantado entero para acometer una reforma integral. Y este verano tampoco se va a poder hacer.

Haber acabado tan tarde la competición (hace solo 14 días) conlleva también que se presente esta situación, al margen de la puramente deportiva referente a la hora de hacer fichajes, programar amistosos, etcétera. Al margen del considerable desembolso económico que supondría, el principal problema ahora que se ha ascendido a la LFP y, por lo tanto, habrá más ingresos, estriba en que no hay tiempo para levantar por completo el terreno.

Esta labor –se apunta– se alargaría mucho más de un mes. Se entraría ya en la competición. De ahí que el trabajo que se va a realizar responda más al mantenimiento y cuidado habituales. Se trata de llevar a cabo un recebado del césped (depositar arena), una vez aireado y escarificado, para que durante el año esté en las mejores condiciones posibles. Resembrarlo para que aguante mejor los 21 partidos que, como mínimo, jugará en Anduva el primer equipo desde agosto.

La Copa, hasta diciembre

El Mirandés, al menos, no sufrirá un mayor desgaste en su campo al estar inmerso solo en una competición hasta el mes de diciembre, que es cuando arrancará la Copa. Sin apenas amistosos (se contempla uno en Anduva como máximo y se suspendió el programado ante el Zaragoza), solo estará centrado en la Liga durante los primeros meses de la campaña 2019/20.

Dado que la pretemporada va a ser en cierta forma atípica con menos partidos de preparación y apenas un mes de ensayos previos a la Liga, no deberá preocuparse de afrontar dos competiciones como en el arranque de anteriores ediciones porque la edición copera se pondrá en marcha para todos a finales de año, en concreto el día 18.

Participarán en el nuevo formato un total de 116 equipos en virtud del nuevo formato aprobado por la Federación: los 20 de Primera División (los cuatro clasificados para la Supercopa de España entrarán en la tercera eliminatoria); los 22 de Segunda, 28 de Segunda División B (los siete primeros clasificados por cada grupo, que correrán puesto en caso de que se encuentren entre ellos equipos filiales o dependientes). Un total de 32 equipos de Tercera (los 18 campeones, así como los 14 subcampeones con mejor coeficiente de cada grupo). Además de cuatro equipos semifinalistas de la anterior edición de la Copa RFEF y, por último, 10 conjuntos de la máxima categoría territorial, que saldrán resultantes de una eliminatoria previa entre los 20 campeones de cada federación regional.

Para acceder a la final se disputarán seis rondas eliminatorias, todas ellas a partido único a excepción de las semifinales, que se jugarán en formato de ida y vuelta. En la primera ronda eliminatoria, donde se aplicarán criterios de proximidad geográfica para el sorteo, los 38 equipos de Primera y Segunda División se medirán a los clubes de categoría territorial, Tercera División y semifinalistas de la Copa RFEF. Los ocho restantes quedarán emparejados con los clubes de Segunda B.

Si el primer cruce será el día 18 de diciembre, la segunda ronda está programada para el día 12 de enero de 2020. Los dieciseisavos de final se jugarán el 22 de enero, siete días después los octavos; la semana siguiente, los cuartos y las semifinales se llevarán a cabo los días 12 febrero y 4 de marzo. Es la única que será a doble partido. La final se jugará el 18 de abril.

Tal y como se recoge en la circular federativa, los encuentros en los que tome parte al menos un club profesional deberán disputarse en superficie de césped natural homologados por la Federación Española. No en hierba artificial. Los partidos siempre se jugarán, asimismo, en el estadio del equipo de inferior categoría y en el caso de que sean de la misma, en el terreno de juego del equipo que salga primero en el sorteo correspondiente.