Sesión de entrenamiento para los jugadores con menor rodaje tras las vacaciones

T. C.

El Club Deportivo Mirandés retornó ayer a los entrenamientos después de la derrota del pasado domingo en Lugo. La sesión desarrollada ayer en los anexos de Anduva estuvo enfocada a los jugadores con menor carga de prácticas tras las vacaciones navideñas del equipo.

Así pues, no todos los jugadores formaron parte de la sesión, ya que tras llegar en la madrugada del lunes de Lugo, algunos descansaron al tener por delante 15 días hasta la próxima cita de competición. Sin embargo, los que más entrenamientos se perdieron a la vuelta del parón navideño por culpa de la Covid sí se ejercitaron a las órdenes del cuerpo técnico que no quiso perder ni un solo día y aprovechará al máximo este parón para seguir progresando.

Ocho miembros del primer equipo, junto a Olguín y Aritz del filial, trabajaron ayer bajo la lluvia. La semana de entrenamientos continuará hoy, a partir de las 10.30 horas, en el Campo 2, sesión que repetirán ya todos los jugadores. La programación de entrenamientos rojilla reserva una práctica para cada día hasta el sábado. Y el domingo tendrá lugar el día de descanso.

El técnico extremeño del Mirandés tiene casi dos semanas de prácticas por delante para preparar la trascendental cita del próximo domingo, 23 de enero, en Santo Domingo. Además, cabe esperar que, en los próximos días, puedan llegar nuevos fichajes que se unan a la disciplina rojilla de cara al partido con los alfareros.

El cuadro de Anduva encara dos semanas sin competición oficial, pero no por ello menos importantes de cara a la preparación y estructuración deportiva del equipo.