Retirada de abonos en la sede del Mirandés en una anterior campaña. / Avelino Gómez

Semana clave para el futuro rojillo

El Mirandés presentará la campaña de abonados, anunciará estos días las primeras incorporaciones y el día 30 acaban los contratos hasta 2022

ÁNGEL GARRAZA

l margen de la presentación a finales de la semana pasada de las dos equipaciones con las que jugará el Mirandés la próxima temporada –esta vez no habrá una tercera– y de la programación de tres amistosos, no han sido muchas más las informaciones que han trascendido de forma oficial desde la entidad sobre el primer equipo desde que acabó la competición oficial de la campaña 2021/22, hace ya exactamente un mes. La semana que arranca hoy, por lo tanto, es clave en el devenir del futuro del club rojillo porque se prevén movimientos importantes, de interés, para la afición jabata.

En principio, todo apunta a que este lunes, desde la sede de Francisco Cantera, se presentará la campaña 22/23 de abonados. Los clubes van anunciando los precios de sus abonos, así como los plazos, condiciones, ventajas y otras cuestiones inherentes a uno de los apartados que, a día de hoy, más interés despierta en las hinchadas. También en la mirandesista.

Se muestra a la expectativa. Quiere saber la cuantía económica que deberá desembolsar para mantener su fidelidad. Para seguir y arropar a su equipo y que las gradas de Anduva presenten el mejor aspecto posible. Hoy le toca al Mirandés hacer públicas las cantidades en función de graderíos, edades y renovaciones o altas.

Una campaña 'amable' en cuanto a precios se antoja fundamental para conservar e, incluso, aumentar la masa social, un hecho siempre importante para contribuir a los éxitos del equipo.

Hasta la fecha, nada ha trascendido desde Miranda, de manera oficial, sobre la configuración de la próxima plantilla, toda vez que el 'ruido' semanas atrás se lo llevó la tentativa del Oviedo por hacerse con los servicios de Chema Aragón, acuerdo que no cristalizó al no abonarse desde Asturias la cláusula de rescisión del director deportivo. El vallisoletano se encuentra trabajando para el Mirandés y confeccionando el equipo, sin que hasta ahora haya trascendido novedad alguna.

Ni en cuanto a renovaciones de alguno de los cuatro futbolistas que acaban contrato –al parecer, la de Lizoain es una oferta que se podía haber presentado desde el área deportiva, pero lo cierto es que ni el portero ni la entidad han querido confirmar a este periódico este paso, si es que realmente se ha dado–.

Es de suponer, y así se avanza desde otros ámbitos, como ha ido reflejando EL CORREO durante las últimas semanas, que el Mirandés tiene negociaciones muy avanzadas sobre algunos futbolistas para que formen parte del conjunto de Anduva por primera vez. Es lo lógico.

Como también (lo lógico) es que esta semana se anuncien algunos nombres de los jugadores que se comprometerán con la entidad. Cuando se presenta una campaña de abonados suele ser el momento idóneo para 'soltar' este tipo de noticias agradables para cualquier hincha.

Uno de ellos, como ya ha señalado este diario en varias ocasiones, será el del delantero del Betis Raúl García de Haro. La operación definitiva solo está a expensas de los habituales 'flecos' para culminar el acuerdo y se haga oficial. Se anuncie y se presente ahora o más tarde, queda claro que el punta tiene su destino en Miranda.

Como también lo podría tener el lateral navarro Jesús Areso, de Osasuna. Esta vez sí podría recalar en el cuadro rojillo tras el fallido intento del año pasado. Son nombres propios que se irán anunciando los próximos días.

Además, a todo ello hay que añadir que la semana que hoy arranca es la última, a todos los efectos, de los protagonistas, ya sea técnicos o jugadores, con contrato en vigor y que carecen de continuidad.

El próximo jueves, 30 de junio, expiran las relaciones contractuales –salvo de quienes firmaron por más años–. Las fijadas hasta el presente año. Será el momento, ya sí, de conocer si sigue alguien que no mantiene contrato en vigor o, al menos, si hay negociaciones para que así sea. Comienza hoy, en definitiva, una semana que será clave para el futuro del Mirandés.