Una semana clave con 3 citas ante dos rivales en descenso

A. G.

La lógica y la norma no escrita revelan que el partido más importante es el inmediato, en este caso el que el Mirandés jugará este domingo ante un Lugo que marca el descenso. Es el próximo y, además, ante un adversario ubicado en la misma zona que los rojillos. No obstante, se avecina una nueva semana con tres encuentros en apenas siete días. Un calendario siempre exigente cuando se comprimen tanto los compromisos, a lo que hay que añadir que dos de estos rivales están en puestos de descenso: además del Lugo, el Ibiza, y el otro, el Tenerife, es decimocuarto, con seis puntos más actualmente que el conjunto de Etxeberria.

La relevancia, por lo tanto, de los choques de esta próxima semana y de lograr la máxima puntuación posible no alberga duda alguna. Son citas que se antojan fundamentales para sacar la cabeza del pozo, para demostrar a los oponentes que el Mirandés todavía tiene mucho que decir y para evitar, en definitiva, descolgarse de la clasificación.

Quedan jornadas suficientes para enderezar el rumbo pero cuanto antes se haga, principalmente por parte de un grupo tan joven como lo es el del Mirandés, mucho mejor. Continuar muchas semanas en lo más bajo de la tabla sería tan peligroso que podría cundir, ya de forma generalizada, el desánimo.

Por recordar horarios en otro cúmulo de partidos: al del próximo domingo, a las dos de la tarde en el estadio Anxo Carro de la capital gallega, le seguirá el emparejamiento ante el cuadro chicharrero en Anduva, el miércoles, 2 de noviembre, a las nueve de la noche. No es el horario más idóneo para propiciar una asistencia considerable de hinchas rojillos, habida cuenta de que el día siguiente es laborable.

Y menos de cuatro después, el domingo, 6 de noviembre, la visita del Mirandés será a Can Misses para medirse, también a las dos de la tarde, a un cuadro ibicenco que hoy es antepenúltimo, con 'solo' tres puntos más que los mirandesistas.

Hay mucho en juego y el bloque de Etxeberria deberá hacer acopio del máximo número de puntos posible para ganar en estabilidad. Son citas trascendentales en una semana clave. «Llegan tres partidos en una semana, pero estoy convencido de que lo vamos a hacer muy bien», apunta en este sentido el lateral José Salinas.

El jugador de banda izquierda apuesta por «pensar solo en el Lugo. Es en el único partido que tenemos en mente. No queremos ir más allá porque, de lo contrario, sería equivocarnos». Tampoco en la Copa, que llegará en noviembre. «Se afrontará con muchísima ilusión. Cuando llegue el momento pondremos muchas ganas, pero ahora mismo pensamos en el Lugo y en poco más».