El segundo equipo más goleador de los ocho que han competido en Segunda

Con 28 goles a favoren los primeros 21 encuentros, sólo el cuadro de la 2015-2016 fue capaz de anotar más dianas (31 tantos)

TONI CABALLERO

El equipo dirigido por Lolo Escobar cuenta con un arma tan potente como inusual en la segunda categoría del fútbol nacional: tiene gol. De hecho, con 28 goles a favor en los primero 21 partidos de la Liga SmartBank, una media de 1,33 goles por encuentro; el cuadro de la vigente campaña se erige como el segundo Mirandés más goleador en lo que a la historia profesional se refiere. Sólo el equipo de Carlos Terrazas de la 2015-2016 fue mas eficaz de cara a puerta en la primera mitad de competición (31 goles).

Con estos datos de eficacia ofensiva no es fácil explicar la situación que atraviesa el equipo, decimoctavo a 3 puntos de la zona de descenso; pero basta con echar una mirada al casillero de goles encajados para aguar el notable rendimiento goleador del conjunto.

Con 34 goles en contra (1,61 por partido), el Mirandés es el segundo equipo más goleado de la competición, por detrás del Alcorcón, lo cual se traduce en que las dianas de Camello, Vicente, Brugui y compañía, no estén desembocando en un mayor número de puntos dentro del casillero mirandesista.

Para poner el relieve la más que positiva producción goleadora del equipo, cabe destacar que el ni siquiera el histórico equipo comandado por Andoni Iraola, en la temporada 19-20, fue capaz de anotar más goles que el de Escobar en la primera vuelta del campeonato. Entonces, los pupilos del de Usurbil hicieron buenos sus 28 goles a favor, así como los 29 tantos en contra, para sumar 31 puntos (8 más que el botín actual) en las primeras 21 jornadas.

Dentro del historial rojillo también encontramos otros equipos con un perfil más defensivo. Así, el Mirandés de la pasada campaña saco mucho rédito a sus 18 dianas a favor en la primera vuelta para alcanzar los 27 puntos. El equipo del asturiano tenía más problemas para encontrar portería que el presente cuadro, anotó 10 goles menos; pero se hizo fuerte desde la zaga de la mano de Vivian y Berrocal para recolectar una mayor cantidad de puntos. Encajo 16 goles menos en la primera vuelta, prácticamente la mitad de los tantos en contra de la presente campaña.

Echando la vista todavía más atrás, el equipo de la 12-13, debutante en la categoría y con Carlos Pouso al frente, sólo fue capaz de anotar 17 goles en la primera mitad de campaña, tramo en el que encajó 25 goles para acabar el vigésimo clasificado. Sin embargo, las 19 dianas de la segunda vuelta (26 en contra), 9 menos que las que lleva el equipo ahora, le bastaron para sumar 34 puntos y terminar alcanzando la permanencia en Segunda.