Hassan llevó peligro por la banda derecha a base de velocidad.. / Prensa2

La segunda unidad rojilla pasa de ronda en la Copa

El Mirandés supera al San Roque tras debutar en el once el portero Ramón Juan y Sanchís y estrenarse Olguín como goleador

ÁNGEL GARRAZA

El conjunto rojillo hizo los deberes, cumplió los pronósticos y se deshizo con un claro 0-3 del San Roque de Lepe en un partido con goles del canterano Olguín y de Marqués (2) y en el que en el primer tiempo pasó muchos apuros. Sentenció en el segundo. El Mirandés estará mañana en el bombo para jugar el segundo cruce la semana del 15 de diciembre.

El once inicial que puso en liza Lolo Escobar estuvo plagado de novedades, como ya se preveía. La primera, en la portería, donde se situó por primera vez Ramón Juan; debutó, asimismo, con el primer equipo Sanchís, defensa del Mirandés B que actuó de central por el perfil diestro, cerca de Capellini, quien volvió a la alineación. También jugó por primera vez como titular el centrocampista Olguín, otro efectivo del filial, mientras Gelabert disputó el choque desde el pitido inicial, al igual que Hassan y Marqués. Los tres, por unas u otras circunstancias, han abandonado su puesto en el bloque inicial.

El equipo se presentó con la segunda equipación, con Iago López a pie cambiado al ocupar el carril zurdo y con Olguín y Rementeria en la sala de máquinas. Sin embargo, a los 30 segundos ya sufrió una clara ocasión del local Ramírez, que Ramón Juan –fue el capitán del Mirandés– despejó de forma acertada.

La siguiente acción destacada tuvo color mirandesista porque tras un chut lejano del punta venezolano, el meta Salvi no logró atrapar el cuero y Olguín, muy atento, se fue a por el rechace para marcar de vaselina su primer gol en el equipo. Primera vez que el medio comparece con el cuadro de Segunda desde el comienzo y solo necesitó 12 minutos para adelantar al Mirandés.

Que pudo ampliar su ventaja después de una internada protagonizada por Hassan, que esta vez se empleó de forma muy vertical, ganó línea de fondo y Marqués, en línea de gol, no pudo aprovechar su asistencia.

Los de Lepe quisieron reaccionar y en una contra, el lateral Brenes ganó por velocidad a Iago López (lento e inseguro), si bien el portero salió de manera sobresaliente para abortar esa llegada. El cancerbero, que se estaba mostrando muy seguro en cada aproximación del San Roque, se llevó la tarascada en un codo.

Estaba siendo el mejor de un Mirandés –hasta que no acertó a despejar un balón bombeado en una salida que a punto estuvo de costar un gol de los onubenses, que evitó Sanchís de cabeza–. El partido, por momentos, se convertía en un juego muy áspero, con duras entradas de los aurinegros que, no obstante, llegaban muy fácil a los dominios del meta foráneo. Los problemas defensivos volvían a salir a la palestra, si bien al descanso se llegó con triunfo de los de Escobar.

Los de Huelva tenían la pelota en el segundo periodo. Oriol Rey reemplazó a Olguín para ganar consistencia en la medular e inmediatamente después, un fallo en la entrega de un jugador local propició que la pelota le llegara a Marqués; el de Caracas se quedó solo ante Salvi a quien le picó el cuero para hacer el segundo y dejar muy favorable la ronda.

Ese tanto dejó noqueado al San Roque, que pasó unos minutos sin apenas presencia sobre el césped. Riquelme y Gelabert lo intentaron mediante varios disparos que rechazó con problemas el guardameta. Nané se topó con la cepa del poste en unos instantes en los que apretó el cuadro de Lepe, pero quien anotó fue el conjunto mirandesista. Hassan se fue por rapidez y esta vez sí, en boca de gol Marqués hizo el tercero para finiquitar el cruce.

Debutaron al final el defensa Durán y Erik, ambos del filial.