Seguidores del Burgos se movilizan para adquirir entradas en la tienda del club rojillo

A. G.

El número de entradas que puso a la venta el Burgos para sus abonados es insuficiente ante la demanda existe en el seno del equipo visitante que jugará en Anduva este próximo domingo. Se despacharon el lunes las 777, pero allí quieren más. De ahí que se hayan movilizado a través de contactos, familiares y amigos en Miranda con el propósito de adquirir más localidades en otras ubicaciones del estadio, entre ellas la grada de General.

De momento, por parte del Mirandés se anunció ayer que se expenden en la tienda oficial las entradas para presenciar en directo el próximo encuentro. Salvo en el Fondo Norte, que están agotadas para la hinchada foránea, y en el Sur, reservado para la grada de animación mirandesista con la presencia de las peñas, se venden tanto en General como en Tribuna.

Los precios son los mismos que se establecieron para el anterior choque ante la Ponferradina: 30 euros en Tribuna Principal, así como en General Central y 25, en General Lateral. Es de 10 euros para los denominados chiquis (0 a 15 años). El horario de apertura de la sede es de lunes a viernes de 10 a 14 y de 16.30 a 20 horas; y el sábado, de 11 a 13.30.

Se da por hecho que el Municipal registrará una sobresaliente presencia de aficionados este fin de semana para seguir el encuentro entre dos equipos que solo están separados por tres puntos en la clasificación a falta de ocho jornadas para el final y con los de Joseba Etxeberria en racha y con muy buenas sensaciones tras acumular cuatro encuentros sin perder.

Tres victorias y un empate de prestigio, el obtenido contra el Eibar, tanto por el punto conseguido como, sobre todo, por la magnífica imagen que dejó el equipo rojillo, es el balance que presentan los de casa antes de encarar el último mes y medio de competición acariciando el objetivo, la permanencia en Segunda.