El Mirandés se medirá en marzo a 4 equipos que luchan por eludir el descenso

Secuencia de rivales en apuros

El Mirandés volverá al Stadium Gal el domingo pero ahora para jugar el partido de liga, tras visitar el campo del Real Unión hace 15 días. /E. C.
El Mirandés volverá al Stadium Gal el domingo pero ahora para jugar el partido de liga, tras visitar el campo del Real Unión hace 15 días. / E. C.

Salvo el Bilbao Athletic, que es el siguiente que visitará Anduva, los rojillos jugarán ante Real Unión, Tudelano, Gimnástica y Amorebieta

ÁNGEL GARRAZA

Una máxima no escrita dice que los equipos que se ubican en la parte baja de la clasificación consiguen más puntos en la segunda vuelta. Se aferran a sus posibilidades y luchan de forma denodada para evitar caer de manera definitiva en el pozo. Los partidos ante este tipo de rivales, se subraya, siempre son más complicados de sacar adelante, aunque en un principio puede parecer que el calendario se presenta más benévolo. Es lo que le espera en liga al Mirandés en el mes que está a punto de arrancar y que comenzará, en el ámbito futbolístico, el próximo domingo en el Stadium Gal ante el Real Unión.

La cita que se pondrá en marcha a las 12 del mediodía medirá a los rojillos con una escuadra que se encuentra situada en la duodécima plaza de la tabla, con 30 puntos. Podría pensarse que es un lugar tranquilo para habitar, sin más presión que la de terminar de una forma digna la competición, si bien el próximo rival solo tiene tres puntos más que el primer equipo que ahora descendería a Tercera División: el Izarra.

Cosechar un marcador negativo el fin de semana conllevaría meterse en serios problemas clasificatorios, de ahí que los guipuzcoanos forman el primer bloque en apuros contra el que se enfrentará en el mes de marzo el Mirandés. El partido será en su campo.

El Bilbao Athletic será, a continuación, el siguiente adversario. Es el próximo que visitará Anduva y el único de la secuencia que le aguarda al conjunto de Miranda que se sitúa en una cómoda plaza –quizás demasiado tranquila para lo que podía esperarse de sus objetivos, miras que siempre tiene puestas en la zona noble–. Es noveno, con 37 puntos; diez por encima del descenso, mientras que está a siete del Barakaldo, cuarto clasificado.

Tiempo tienen todavía para intentar la remontada pero sin obviar que aparecen seis rivales por delante de los cachorros y que quieren aspirar a idéntico premio: el 'play off'. Al menos, a la cuarta plaza.

Los otros tres oponentes contra los que jugarán los de Jiménez en un mes con cinco encuentros ocupan o merodean las posiciones de descenso: Tudelano, Gimnástica de Torrelavega y Amorebieta.

Los navarros, con Rúper en sus filas, recibirán al Mirandés el fin de semana del 17 de marzo. Figuran, actualmente, en el puesto de 'play out'. Su ocupante tiene que disputar una eliminatoria con un adversario de otro grupo que haya quedado en ese mismo lugar para eludir bajar a Tercera. El Ciudad de Tudela será el escenario del envite.

La Gimnástica –uno de los tres equipos que ha ganado (1-0) a los rojillos en liga esta temporada– se presentará en Miranda el 23/24 de marzo. Los cántabros son ahora penúltimos al contabilizar 21 puntos, seis menos de los que marca la salvación, frontera que ocupa el Gernika.

Marzo concluirá el día 30 o 31 con el choque que se disputará en Urritxe, territorio del Amorebieta. El conjunto vizcaíno es decimocuarto con 29 puntos sumados, solo dos más que el Izarra. Los vascos se encuentran desde que se inicio la campaña en la zona baja y aunque han podido respirar en las últimas fechas aún no se han desembarazado de tan pesada carga y continúan metidos en problemas.

Son los cinco rivales que aguardan el próximo mes, un periodo de competición en el que se podría clarificar algo más las posiciones de la tabla tanto por la parte superior como por la inferior.

Si en la zona alta, los tres primeros (Racing, Mirandés y UDLogroñés) están destacados sobre sus perseguidores –a partir del quinto– y tienen todas las papeletas para jugar la fase de ascenso, no se puede decir lo mismo acerca de la segunda mitad de la tabla, donde impera el equilibrio. La igualdad es máxima para intentar salvar la categoría.

El Sporting B es décimo, con un partido menos jugado, pero solo lleva 31 puntos o, lo que es lo mismo, acumula únicamente cuatro por encima del descenso. Y eso, a pesar de estar situado en la mitad de la clasificación después de las 26 jornadas transcurridas.

Diez equipos, por lo tanto, están amenazados por el descenso. La mitad del grupo segundo. El colista Durango, con 17, es el que está más descolgado, a diez de la permanencia, pero el resto, desde la Gimnástica hasta el filial gijonés corren peligro y en las 12 jornadas que faltan procurarán escapar de la zona roja.

El Mirandés jugará, en los tres meses que restan hasta el final, contra siete rivales alojados a día de hoy en la segunda parte de la tabla. Además de los ya señalados, en abril visitará al Gernika –el primero que se salvaría ahora– y cerrará la Liga los fines de semana del 12/13 y 19/20 de mayo en los que recibirá al Vitoria en Anduva y se desplazará a Gobela para jugar en 'la jaula' frente al Arenas, undécimo con 31 puntos.

Cerrará así el campeonato regular antes de encarar la fase de ascenso a partir del 25/26 de mayo con el objetivo de subir a Segunda.