Sandoval confirma que el de hoy en Miranda es su último encuentro con el Fuenlabrada

A. G.

«Sí que es mi último partido con el Fuenlabrada. Doy gracias y un adiós a la afición, espero que el club vuelva lo antes posible adonde se merece. Que esto sirva para todos a modo de aprendizaje de lo que hemos hecho mal y hasta otra, no me queda más», dijo ayer un apesadumbrado José Ramón Sandoval, el actual entrenador del conjunto 'kiriko' que hoy se despide de este equipo en Miranda después de que consumara el descenso a Primera RFEF hace tres semanas.

«Han sido unos días difíciles porque es la despedida del fútbol profesional, hemos trabajado como hemos podido esta semana con el fin de que los jugadores llegasen en el mejor estado posible para jugar el último partido de liga», remarcó con motivo de la previa del choque ante el Mirandés e instantes antes de hacer una valoración de lo que ha sido su paso por el club azul.

«El balance no puede ser positivo porque aunque el reto era difícil al estar a muchos puntos de la salvación, no se ha conseguido el objetivo. Esto, repito, nos tiene que servir de aprendizaje y tomarlo como tal. No estoy contento con el resultado, he vivido cosas negativas, que jamás he vivido como entrenador, pero tengo que aceptarlas como si fuera un máster».

Numerosas bajas

Antes de poner rumbo a Miranda, reveló que viaja con numerosas bajas. «Hemos estado intentando hasta el último día recuperar gente y será una alineación no habitual la que vamos a poder sacar. Llevamos muchos jugadores de cantera, si bien solo se pueden alinear no más de tres», recordó.

No ocultó que el de esta noche es un encuentro «un poco difícil de afrontar porque los dos equipos tenemos los cometidos hechos. Es un trámite. Ellos han salvado la categoría gracias a un buen trabajo y nosotros, no. Pero los que vamos a ir hacia allí honraremos la competición como se merece y a demostrar profesionalidad, que es lo que hemos estado haciendo en los dos últimos partidos. Estamos dolidos».

El caso es que desde que se certificó el descenso de su equipo, los madrileños han conseguido una victoria a domicilio, al ganar al Lugo por 1 a 3 el pasado 14 de mayo en el estadio Anxo Carro y empatar sin goles en el Fernando Torres frente al Sporting en la anterior jornada.

Una reacción que no aleja a este rival del penúltimo clasificado de Segunda División.