El salario mínimo en Segunda pasará a ser de 88.500 euros

A. G.

Los jugadores de LaLiga, entre ellos los de Segunda División, categoría en la que ha confirmado su presencia el Mirandés por novena temporada, la cuarta consecutiva, tienen asegurado su convenio colectivo hasta junio de 2024 tras haberse prorrogado con anterioridad. Como cada año se aplica el IPC –salvo que se negocien las condiciones cada ejercicio–, a los futbolistas de la plantilla mirandesista les corresponderá en la siguiente edición un mínimo de 88.500 euros. Es lo que, al menos, percibirá un miembro del equipo con contrato profesional en la categoría de plata el curso 2022/23.

Cabe recordar que la base del acuerdo, en virtud del cuál se establece el importe a recibir, data de 2016. Entonces, el sueldo más bajo ascendía a 77.500 euros. Ha aumentado en 11.000 euros en las últimas seis anualidades.

Cada cuatro años se prorroga siempre que alguna de las partes no lo denuncie previamente, que no es el caso. Así que con las revisiones automáticas en materia económica, los jugadores tienen derecho a unas vacaciones retribuibles de 30 días naturales o de la parte que les corresponda si no llegan al año de contrato. Serían –según la normativa vigente– 14 pagas anuales por un importe de 6.300 euros cada una.

Seis jugadores con contrato

Cabe recordar que, a día de hoy, media docena de jugadores rojillos son los que tienen garantizada su continuidad en el primer equipo salvo que alguno cambie de destino si llegan ofertas y hay acuerdo entre todas las partes implicadas.

El portero Ramón Juan es el cancerbero, de los dos de la primera plantilla, con contrato en vigor al haber firmado por dos campañas, al igual que el lateral Iago López. El mediocentro Meseguer llegó a un acuerdo en 2020 con la entidad por tres; aún le queda una en el Mirandés.

El centrocampista Oriol Rey jugará de nuevo en el conjunto jabato al comprometerse por dos y quedarle la segunda, al igual que al mediapunta Gelabert, lesionado durante gran parte de la temporada, que estampó su firma por dos cursos futbolísticos.

A Simón Moreno el club le renovó automáticamente el contrato tras sufrir en Zorrilla ante el Valladolid la grave rotura del ligamento cruzado, misma lesión de la que se recupera su compañero formado en el Real Madrid.

No hay nadie más con una relación contractual asegurada. Si algún miembro de la plantilla repite será vía renovación, un hecho que todavía no se ha confirmado para ningún otro efectivo.

De hecho, como cada año por estas fechas aparecen los rumores. En este caso, vuelven a situar a Meseguer en la órbita de algunos clubes, esta vez de Primera: ahora del Espanyol.