José Ignacio Castillo, 'Champi', y su hijo, jugador del Mirandés B que realiza la pretemporada con el primer equipo. / c. o.

Una saga única de sangre rojilla

Nacho debuta en Anduva con el Mirandés y sigue los pasos de su padre, 'Champi', su tío y su abuelo, todos históricos exjugadores del club

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA
Arsenio Castillo, Seni, (Haro, 1930-2008) fue el primero. Jugó dos temporadas.

Es un caso singular. A lo largo de los 95 años de historia del Mirandés, hay suficientes ejemplos de familiares directos que han jugado en el equipo rojillo. Incluso, tres miembros de la familia (Kike Herrero y sus dos hijos Diego y Álvaro), pero que se contabilicen hasta cuatro es un hecho único. Nacho Castillo debutó el pasado domingo en And

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores