Jofre Carreras será uno de los futbolistas que mañana tendrá minutos. / CDM

Habrá rotaciones ante el Vimenor con presencia de jugadores con ficha del filial

El técnico mirandesista solo podrá hacer coincidir en el campo a cuatro efectivos con licencia del Mirandés B para no vulnerar la normativa

A. G.

Como ya se preveía, mañana habrá rotaciones. Es un partido que se ajusta a la perfección para que se apliquen modificaciones en la alineación con el fin de que futbolistas con menos minutos y carga de encuentros sean protagonistas en el choque copero ante el Vimenor y, asimismo, la larga lista de lesionados y tocados que presenta el Mirandés así lo requiere. Llega la oportunidad para los futbolistas meritorios y del 'B'.

Es un choque para que entren en liza los menos habituales, los que aspiran a derribar la puerta para hacerse un sitio en el once inicial y quienes han salido de lesiones y contratiempos físicos, además de los que participan de forma habitual en la dinámica del primer equipo pero compiten con el filial: Durán, Nacho Castillo, el meta Iago Domínguez son efectivos, puede que se sume alguno más, que integrarán la convocatoria si no surgen imprevistos.

«En principio, la idea es que jueguen los futbolistas que menos están participando, pero que sabemos tienen mucho nivel. Todo el mundo tiene que estar preparado para intervenir a lo largo de una temporada tan larga, en la que hay situaciones de lesiones, picos de forma, sanciones... y lo que vemos en el día a día nos gusta. Habrá cambios, pero sacaremos un once de garantías», afirmó Etxeberria antes de encarar hoy la última sesión preparatoria.

Aprovechará, en este sentido, para dar descanso a los efectivos que más están participando en la Liga, sin perder la perspectiva de que mañana solo vale ganar.

Al cuerpo técnico, además, se le presenta un quebradero de cabeza: combinar, sin quebrar la normativa vigente, los jugadores que pone en liza al mismo tiempo sobre el césped. El número de lesionados (Parra, Raúl García, Nico Serrano, Moreno y Michelis son bajas seguras y la dudas son Santos y Rey) obligará a que algunos efectivos con más minutaje en las piernas repitan frente al conjunto de Tercera RFEF y a prestar atención a los once elegidos porque, como mínimo, siete jugadores en el campo deben tener ficha del primer equipo.

Si se tiene en cuenta que desde el filial acudirán a la convocatoria y que Barbu tiene licencia del 'B', no podrán participar más de cuatro al mismo tiempo (Michelis tampoco tiene licencia profesional, pero es uno de los integrantes de la enfermería).

Y es que si se apuesta por hacer jugar a cuatro miembros del filial (o con ficha del segundo equipo) a la vez, una expulsión o una lesión de uno de los integrantes de la plantilla de Segunda con las sustituciones ya realizadas, podría generar problemas y vulnerar la norma. La alineación indebida acarrearía perder el encuentro y la correspondiente sanción económica. Lo que le faltaba al Mirandés.

«Ahí no nos podemos equivocar. Estamos haciendo esa mezcla del mejor equipo posible dentro de las rotaciones con jugadores del filial que están en dinámica del primer equipo, pero tenemos que estar atentos para no errar en la norma».

Lo que es seguro es que en Vioño habrá efectivos del filial sobre el terreno de juego y otros con menos tiempo durante la Liga.