Romero: «Es un partido muy grande para el club y la afición, pero tenemos que ir tranquilos»

Antonio Romero es un fijo en el esquema de Borja Jiménez. /A. G.
Antonio Romero es un fijo en el esquema de Borja Jiménez. / A. G.

El centrocampista rojillo admite que ante el Racing es un duelo «muy importante, pero los nervios te pueden jugar una mala pasada; hay que estar centrados»

ÁNGEL GARRAZA

«Sabemos que para el club y la afición es un partido muy grande, muy importante. Necesitamos ganar los tres puntos para dárselos a la gente, pero en nuestro caso intentamos restarle importancia y seguir nuestro camino, con la misma filosofía de siempre, porque hay que ir tranquilos».

Antonio Romero es quien así se expresa ante el duelo que tendrá lugar el próximo domingo en El Sardinero, una cita que reunirá a los dos primeros clasificados del grupo segundo. ¿Cómo hay que afrontar este tipo de partidos? El centrocampista del Mirandés sostiene que lo importante es «seguir con la misma idea con la que empezamos la Liga. Hemos hecho grandísimos partidos y aunque el domingo nos pasó como al principio, pienso que la dinámica que llevamos es muy buena. Es un partido muy grande, sí, pero en el aspecto psicológico nosotros tenemos que estar tranquilos porque los nervios te pueden jugar una mala pasada. Debemos estar muy centrados en lo nuestro».

No oculta que es un envite relevante, pero considera que «no va a ser tan, tan determinante porque quedan 54 puntos en juego»; si bien, en la plantilla son conscientes de que un triunfo acercaría a los rojillos a un punto del líder y una derrota dejaría ya muy complicado el liderato, además de perder la diferencia de goles entre ambos. Con el empate no se movería nada entre ellos.

El equipo, en cualquier caso, tiene claro que «siempre que nosotros estemos bien, como hemos estado semanas atrás, nos podremos llevar los tres puntos», aunque –puntualiza– «cuando estemos al final de liga, será un partido más».

El empate ante el Izarra sitúa al Mirandés, de momento, a cuatro puntos de los cántabros. El sevillano entiende, no obstante, que esta circunstancia no obliga a los de Jiménez a ir a por los tres puntos. «Hace algo más de un mes estábamos en una peor situación: a ocho, nueve puntos y ahora, estamos a cuatro de ellos. Ya veremos, al final, dónde estamos».

Asegura, además, que el Mirandés está capacitado y preparado para afrontar un encuentro duro, de contacto físico si es que el conjunto verdiblanco intenta llevarlo a ese terreno. «Sí, el equipo no va a renunciar a eso. Ha habido otros partidos en los que los rivales también lo han hecho. Nos tenemos que igualar, como mínimo, a ellos en intensidad y con un plus técnico y táctico dar ahí ese salto de calidad».

Confiesa que las charlas del entrenador, en este caso, no están durante estos días centradas en el capítulo psicológico sino que, al igual que otras semanas, están focalizadas en el apartado táctico. «Es fundamental centrarse en cuestiones tácticas. La psicológica la puedes manejar tú, puede influir un poco pero creemos que no va a ser determinante en este partido».

El andaluz confiesa que ante este tipo de encuentros «cada jugador tiene su rutina. En mi caso, cuando llegó a casa intento olvidar lo que es el trabajo diario y los entrenamientos y procuro estar más centrado en la familia y otros compañeros, en cambio, necesitan esa concentración las 24 horas del día. Todo es bueno, lo uno y lo otro mientras te venga bien a ti».

Respecto al Racing subraya que «es una plantilla diseñada para ascender, pero nosotros tenemos un muy buen equipo, pienso que es uno de los mejores de la categoría. Si tenemos paciencia y, sobre todo, confiamos en nosotros no creo que ningún rival sea mejor».

No falta su arenga a la hinchada mirandesista. «La afición siempre está con nosotros a muerte, día a día se ve. Es impresionante. El desplazamiento que va a hacer sabemos que nos va a ayudar muchísimo; que nos animen sin parar y a ver si es una fiesta del fútbol».

Mientras tanto, en el ámbito personal Romero mantiene que «estoy muy contento con los minutos y las posiciones donde juego en el centro del campo. Ser un jugador polivalente te da siempre más posibilidades porque así no te quedas enclaustrado en una zona solo».

La clasificación presenta al Racing con 44 puntos, a Mirandés y Barakaldo con 40 y al Oviedo B, con 35. A día de hoy, asegura no saber si será un campeonato con solo dos aspirantes (Mirandés y Racing) o habrá que tener en cuenta a conjuntos como el Barakaldo. «No lo sé, nosotros estamos muy centrados en lo nuestro. Vamos a estar arriba seguro y luego, los demás ya se verá lo que hacen».