Rodrigo: «La sensación es rara por jugar ante mis excompañeros pero solo pienso en ganar»

odrigo Sanz ha tenido minutos en los tres partidos desde que fichó por el Mirandés. /A. G.
odrigo Sanz ha tenido minutos en los tres partidos desde que fichó por el Mirandés. / A. G.

El extremo navarro se medirá el sábado al Calahorra 3 semanas después de dejar el equipo riojano para recalar en el Mirandés

ÁNGEL GARRAZA

El día 31 de enero se hacía oficial el fichaje de Rodrigo Sanz por el Mirandés. Dejaba el Calahorra, equipo con el que llevaba temporada y media y donde se convirtió en un jugador fundamental en la campaña del ascenso. Este sábado, apenas tres semanas después de llegar a Miranda, el calendario ha querido que se enfrente en Anduva su exequipo. «Sí, la verdad es que es un partido especial; la sensación es rara por enfrentarte a tus excompañeros, con los que hace quince días compartía vestuario pero, dentro de todo esto, solo pienso en los tres puntos, pienso más en ganar para estar más cerca del objetivo».

El futbolista navarro resume, de esta manera, cómo lleva una semana distinta para él, que desembocará en el encuentro ante un adversario que conoce a la perfección; si bien, recalca que solo tiene en mente lograr la tercera victoria consecutiva. «Llevamos dos semanas seguidas sumando los tres puntos y haciendo buen fútbol. De eso se trata este sábado, de volver a ganar y, si es posible, de jugar bien».

¿Cómo se gestionan las emociones los días previos? «Hoy (por ayer) venía de casa, Navarra, hablando con un excompañero, Yasin (el lateral Iribarren) y sí que bromeábamos mucho cuando venía a entrenar. Es una semana distinta porque llevaba año y medio con ellos para luchar por unos objetivos y ahora vienes aquí y son otros, distintos. Sí que te cambia la perspectiva por completo, pero lo afronto con serenidad y con ganas de lograr los tres puntos».

Respecto a la propuesta que planteará el Calahorra, el navarro asegura que «es un equipo valiente. Espero que no saldrá a encerrarse atrás sino que vendrá a disputar el partido y a intentar ganar, seguro, porque esa es la filosofía tanto del entrenador como del equipo: la de ir a ganar a todos los campos». En este sentido, añade que «sirve conocerlos, pero cada partido es un mundo, cualquiera puede ganar a cualquiera y lo que conoces de antemano no vale de mucho».

Tras poner el ejemplo «del otro día contra la Real Sociedad, frente a la que hicieron una buena primera parte», hace hincapié en que «es un conjunto muy luchador, valiente, tiene a su afición, que empuja mucho y solo tengo palabras de agradecimiento hacia el Calahorra, tanto de la ciudad como de su hinchada».

El Mirandés, por su parte, cada vez muestra una mayor predilección por mantener la pelota como fórmula para atacar y, al mismo tiempo, defender. El jugador rojillo está a gusto con este estilo. «Atacar y defender con balón nos está dando resultado. El otro día, aprovechamos esa posesión para matar el partido y mover al equipo contrario, que es cuando más cansado está. Y, a la vez, te cubres teniendo el balón», expone el de Olite. Admite, eso sí, que «no esperaba jugar tan pronto, pero todo lo que sea ayudar al equipo, por mí encantado. E ir de menos a más, como ya fui el otro día, cuando jugué noventa minutos».

Rodrigo no ve, ni mucho menos, definitiva la distancia que mantiene el Mirandés con sus perseguidores. «Todavía no lo es, porque hay enfrentamientos directos. Vamos a ir a Las Gaunas, es uno de los equipos que va a estar hasta el final arriba y esos tres puntos van a ser muy importantes. Pero, de momento, vamos partido a partido».