El futbolista de Zaragoza formado en la cantera de la entidad donostiarra celebra un gol con el Sanse. / E. C.

Roberto López es la primera incorporación que hace oficial el Mirandés tras cederlo la Real Sociedad

El club rojillo se hace con los servicios del mediocentro ofensivo, un jugador pretendido años atrás por la dirección deportiva

ÁNGEL GARRAZA

Llegó el anuncio de la primera incorporación. Era previsible que este tipo de confirmaciones se realizasen tras la presentación de la campaña de abonados, por aquello de aprovechar el tirón y las noticias positivas para generar adeptos. Dicho y hecho. Apenas unas horas después de que se comunicaran en los medios oficiales de la entidad los precios y plazos de los abonos para la próxima campaña, por la tarde se hizo oficial la cesión de Roberto López que hace efectiva la Real Sociedad.

Después de un mes más bien 'seco', en un solo día se dio a conocer el primer fichaje en forma de préstamo y lo que tendrán que abonar los seguidores mirandesistas para arropar al equipo una temporada más.

Roberto López, un mediocentro de talante ofensivo, natural de Zaragoza, de 22 años y 1,79 metros de altura, era objeto de deseo de la dirección deportiva rojilla desde hace tiempo. Por unas u otras razones, no acabó de cristalizar la cesión. La temporada pasada el Sanse compartió categoría con el conjunto jabato, así que el trasvase a Anduva no se pudo efectuar entonces.

Ahora, sí. De hecho, el técnico de la primera plantilla del cuadro txuri urdin, Imanol Alguacil, ha convocado a nueve canteranos para empezar a trabajar con la primera plantilla. Han iniciado una actividad previa con el propósito de unirse al grupo de la máxima categoría cuando éste arranque la tarea de campo en pretemporada. Y aquí no se encontraba Roberto López, futbolista que, finalmente, jugará en el Mirandés una temporada después de los anteriores intentos fallidos.

A sus 22 años, Roberto López ya ha gozado de participación con el primer equipo donostiarra, con quien ha sumado un total de veintiuna presencias en Primera División, con un balance de tres goles, sumando casi 600 minutos en total.

Disputó 17 encuentros en la máxima categoría en el ejercicio 2020/21, cuando acudió con más asiduidad a la llamada de los 'mayores'. Es cuando anotó las dianas. También consta su presencia en dos duelos correspondientes a la 'Europa League' frente a AZAlkmaar y Rijeka y en otro de la Copa del Rey en Córdoba.

En la campaña regular que concluyó el pasado mes de mayo, disputó 28 partidos de LaLiga Smartbank, anotando cuatro goles con la Real Sociedad B en los 1.605 minutos que jugó en la competición.

Son, todos ellos, registros que ponen de manifiesto la notable proyección que atesora y que le han llevado a formar parte de las categorías inferiores de la selección española de fútbol. El hecho de que la Real B haya bajado a Primera RFEF ha motivado su cesión al conjunto de Anduva.

Se ha considerado siempre, en los últimos años, a este jugador como uno de los principales talentos de la cantera de Zubieta. Desde 2018 está jugando con su segundo equipo. Sus responsables se debatían ahora en adoptar la mejor decisión: quedarse en la primera plantilla pero con escasos minutos de juego o cederlo a un Segunda, como así ha sido para satisfacción de la entidad mirandesista, que suspiraba por contar con él desde hace tiempo.

Aunque es más conocido por la parroquia jabata que otros jóvenes efectivos que llegan en calidad de cedidos, entre otras cuestiones porque el interés existía hace años y ya ha intervenido en la elite, desde la sede de Francisco Cantera se encargan de subrayar que «se trata de un futbolista con un fantástico golpeo de balón. Zurdo, asociativo, con presencia en ataque y finalización. Cualidades que le permiten moverse con gran soltura en la posición de mediapunta, liberado o aportando desde ambos costados del ataque».

Aunque en la última campaña se ha podido estancar algo por mor de la situación por la que atravesaba el filial vasco, todas las partes confían en que en Miranda pueda volver por sus fueros y recuperar su auténtico nivel. Precedentes, existen.