«Los rivales no deben puntuar aquí»

El jugador del Mirandés, Andrés García, acababa de marcar gol en Vallecas en el partido de su estreno en Segunda División /Dani Sánchez
El jugador del Mirandés, Andrés García, acababa de marcar gol en Vallecas en el partido de su estreno en Segunda División / Dani Sánchez

Andrés apuesta por «ponérselo muy difícil a todos los que nos visiten porque en esta categoría nuestra casa tiene que ser siempre un fortín»

ÁNGEL GARRAZA

El Mirandés ultima los preparativos para afrontar mañana el envite ante el Cádiz, el primero que jugará en Anduva del campeonato recién comenzado. «Con muchas ganas ya de debutar ante nuestra gente. Aquí, en casa, tiene que ser un fortín para poner a cualquier rival que venga las cosas muy complicadas con el fin de que nadie saque algo positivo de aquí».

Son palabras que pronuncia Andrés García, uno de los que se han incorporado a la disciplina del primer equipo mirandesista el pasado mes de julio. El visitante es el Cádiz, en un duelo que «será otro partido difícil, como los 42 que hay en la categoría; va a haber que trabajar mucho y competir al cien por cien para sacar éste y todos adelante», admite el centrocampista que se ha hecho con un hueco en la medular del bloque de Iraola, como así ha quedado patente tanto en pretemporada como en el primer capítulo de la Liga.

El ex del Granada B hace hincapié en que el bloque amarillo reúne unas características que son propias de muchos adversarios de Segunda División. «Arriba, ellos tienen buenos jugadores, de calidad y son sólidos atrás, va a ser complicado hacerles gol pero tendremos que realizar todos, colectiva e individualmente, mucho trabajo para sumar los tres puntos».

Al margen de la cita de mañana, lo cierto es que, actualmente, la plantilla del Mirandés hace gala de mucha juventud en sus filas. Es un hecho que no pasó inadvertido en Vallecas y, como consecuencia de ello, la bisoñez, en este sentido, de casi todos los futbolistas. De los que formaron el once inicial, solo Álvaro Rey había jugado en la división de plata con anterioridad. ¿Puede pasar factura?

El madrileño incide en que «la mayoría de jugadores debutamos en esta categoría, es cierto, aunque creo que se trabajó mucho y solo nos faltó manejar el partido en algunas fases». Principalmente, cuando el Rayo se quedó con uno menos y el Mirandés se adelantó en el electrónico. Pese a que esta condición –la juventud– siempre conlleva factores positivos (ilusión, ganas y hambre de crecer, mejor estado físico, etcétera) como contrapartida se puede llegar a pecar de cierta inexperiencia dado el carácter pipiolo de muchos efectivos, tanto en edad como en trayectoria, nula para muchos de ellos, en la LFP.

Andrés, de hecho, se ha formado en las canteras del Atlético de Madrid y del Granada, se estrenó el pasado fin de semana en Segunda y apreció en el primer encuentro que «se nota que cada categoría, a medida que vas subiendo de escalafón, es una chispa más, te tienes que poner al cien por cien y te tienes que situar, todo el tiempo, con el máximo de concentración».

Debutó y, al mismo tiempo, fue uno de los protagonistas porque el segundo tanto del Mirandés, el que sirvió para establecer el definitivo 2-2, llevó su firma. Un gol obtenido tras un formidable derechazo desde fuera del área. Un golazo. «La verdad es que sí, mejor debut imposible, pero lo importante es que el equipo sumó un punto en un campo muy difícil; y eso es lo que de verdad vale. Hay que ir contabilizando puntos al margen de quién marque».

Eso sí, es un hecho que añade confianza al centrocampista. Siempre se debuta mejor con un premio añadido. «Sí, es también importante para mí por el gol, pero insisto en que lo que vale aquí es el equipo y tirar todos hacia arriba porque lo fundamental y en lo que estamos todos centrados es en ir partido a partido».

Ensayo a las 18.30 horas

Al igual que hace siete días cuando la primera plantilla se ejercitó en el campo 2 de los anexos en sesión vespertina, el día previo al choque frente al Rayo Vallecano, hoy el cuerpo técnico seguirá el mismo procedimiento. El partido también es en sábado, esta vez a las siete no a las nueve como lo fue el que se disputó en el barrio madrileño, así que el último ensayo antes de encarar la segunda jornada liguera frente a la escuadra cadista tendrá lugar a las 18.30 horas de esta tarde en el mismo escenario.

Será la última prueba que desarrolle un plantel que tiene la baja del defensa Jon Irazabal como única ausencia de larga duración. No ha habido movimientos en forma de fichajes esta semana, de tal manera que todo hace indicar que se va a apurar hasta el último instante para captar a jugadores que interesen y que en la recta final del mercado pueden bajar sus pretensiones económicas a las que antes, el Mirandés no puede llegar.