El punta del Mirandés se anticipa al central Amo en el último partido en el que anotó dos dianas. / Avelino Gómez

De revelación a delantero de moda

El debutante Raúl García acaba la primera vuelta como el segundo máximo goleador y el jugador que más dispara de Segunda División

ÁNGEL GARRAZA

Ha pasado de ser el jugador revelación, cuando a principios del mes de octubre se convirtió en el pichichi de Segunda División tras ser un completo desconocido para el público en general (no para el área deportiva del Mirandés) en un fútbol profesional al que acaba de 'aterrizar', al delantero de moda de la categoría una vez que se ha puesto punto y final a la primera parte de la temporada 22/23.

Tanto las sensaciones que transmite Raúl García de Haro, el futbolista que pertenece esta campaña al Mirandés, como sus números no dejan lugar a dudas: es el segundo máximo goleador de la Liga con 9 tantos, el jugador que más dispara de toda la competición (22) y, además, ha dado varias asistencias de gol.

Todo ello, en la campaña de su debut en Segunda, lo que tiene más mérito todavía porque es un jugador que acaba de llegar. El Betis lo cedió en verano al club rojillo para curtirse y está respondiendo con creces a las expectativas. A lo que se añade su implicación, lo que es tan importante o más.

Todo apuntaba a que no volvería a jugar hasta el mes de enero como consecuencia de una dolencia en el hombro derecho, de la que le observaron la semana pasada en Sevilla. Otro jugador, probablemente, se habría descartado para recuperarse del contratiempo, pero el de Olesa de Montserrat no lo hizo. Entrenó en la recta final de la semana con el grupo y quiso jugar contra la Ponferradina un encuentro importante para su actual club. Marcó los dos goles del triunfo.

Si mantiene la evolución y le respetan las lesiones hay futbolista de Primera División. Con anterioridad, permaneció varias semanas en el 'dique seco' y a pesar de todo, continúa al igual que hace varios meses en lo alto de la tabla del pichichi, solo superado por el granadinista Uzuni. El albanés reúne once dianas. Pero ha rematado más que éste al contabilizar 22 disparos, uno más que el albanés y dos más que Matheus Aias.

«Es un delantero extraordinario», manifestó Joseba Etxeberria tras el último partido de la Liga al hacer hincapié a sus valores. Tanto por lo que aporta sobre el césped en cuanto a juego, no solo en remate (es el primer jugador que presiona al contrario), como fuera de los terrenos, con la implicación ya señalada previamente.

Mérito compartido

El ariete, no obstante, opta por compartir el mérito con el equipo. «Era cuestión de tiempo que saliéramos de abajo porque talento y trabajo hay de sobra. Ahora es cuestión de seguir esa dinámica y continuar trabajando igual en la segunda vuelta». Destaca el hecho de haber salido antes del parón de los puestos de descenso, que era «el objetivo».