Refrendar el cartel de candidato

El primer equipo rojillo está dispuesto a mostrar hoy sus credenciales anta la UD Logroñés. /A. G.
El primer equipo rojillo está dispuesto a mostrar hoy sus credenciales anta la UD Logroñés. / A. G.

El Mirandés mide su capacidad de respuesta en Las Gaunas ante un rival llamado también a jugar el 'play off'

ÁNGEL GARRAZA

No se trata de ninguna final ni de un partido decisivo por el título o por el ascenso, pero no se puede obviar que se miden el segundo y tercer clasificados del Grupo II con una diferencia de cuatro puntos favorable a los rojillos. Además, un encuentro en Las Gaunas siempre resulta atractivo para todos por aquello de la proximidad geográfica y el duelo de esta tarde (18 horas) es lo más parecido que se va a encontrar en el camino el Mirandés a un envite de 'play off' tanto por la entidad del rival como por el escenario. Así que al margen de estar en juego el segundo puesto, el choque reúne los suficientes condicionantes como para captar la atención de todos. Principalmente, porque el Mirandés quiere dar la imagen de serio aspirante a lograr el premio final. Y a día de hoy, mientras llega lo realmente trascendente, qué mejor lugar que hacerlo que en Logroño.

Borja Jiménez optó ayer por no hacer convocatoria previa. Sí que es una norma habitual cuando el equipo juega a domicilio elaborar la lista con los nombres de los 18 elegidos, pero esta vez viajan todos los disponibles. El hecho de que sea un corto desplazamiento, que se trate de un partido atractivo y la idea de no dar demasiadas pistas al rival sobre las intenciones del cuerpo técnico conllevan la decisión de realizar los dos descartes minutos antes de la contienda.

Los veinte futbolistas de la plantilla estarían a disposición del abulense. Carlos Julio se incorporó a la disciplina del grupo este pasado miércoles, de tal manera que ya no se encuentra en la enfermería. Eso sí, tiene que ir sumando entrenamientos de forma paulatina al haber estado prácticamente parado durante tres semanas, tal y como reconoció el propio míster.

No hubo contratiempos en el último ensayo de ayer, que se llevó a cabo a puerta cerrada en Anduva, de ahí que salvo sorpresa Álvaro Bravo podría ser de la partida. El mediocentro se retiró en la sesión del pasado miércoles, que no acabó con el resto de compañeros, si bien se debió más a una cuestión de orden puramente preventivo.

«Se trata de cuidar a jugadores que sufran algún tipo de molestia. A lo mejor, en noviembre, no se le hubiera quitado una parte del entrenamiento, pero ahora no supone nada que no entrene con el grupo media hora un miércoles si va a llegar en mejores condiciones el sábado. Fue solo por precaución. Nada más».

Si está bien el madrileño, y todo hace indicar que así es, jugará frente a la escuadra blanquirroja. Es una pieza fundamental para Jiménez en la medular, por delante de la defensa, y en un compromiso de la enjundia y las características que reúne el de esta tarde puede ser también para el medio una buena piedra de toque con el fin de preparar lo que le aguarda al Mirandés dentro de un mes.

El equipo de Miranda, asimismo, estará arropado por la hinchada. Un total de diez autobuses se han completado para la ocasión. Partirán de forma escalonada: a las 11, 11.30 y 15 horas. Así que más de 600 seguidores mirandesistas se darán cita hoy en territorio riojano.

Y como por parte local tampoco es que se prevea una notable afluencia de público –ayer viernes, un día antes del partido, arrancó con solo 700 entradas vendidas a los abonados de la entidad blanquirroja, que pagan por ser Día del Club– el color rojillo del Mirandés se hará notar a lo largo de la grada de General del recinto blanquirrojo.

A pesar de ser el choque en sábado, un día en el que siempre viaja menos afición que si fuera en domingo. Sin embargo, la respuesta en Logroño no está siendo la que allí esperaban en torno a su equipo aunque falte el último arreón para retirar las entradas. En este sentido, desde el club, así como jugadores y entrenador han insistido a lo largo de la semana en la necesidad de contar con el respaldo de sus aficionados. «Los rivales tienen que ver que juegan fuera de casa», manifestó Sergio González, su técnico, al hacer referencia al choque de este sábado frente al Mirandés.

El preparador del bloque anfitrión, en el ámbito deportivo, sí que presentó ayer convocatoria con la presencia de los 18 efectivos escogidos. Se caen de la lista Santamaría y el exrojillo Flaño, que ha ido de más a menos en la temporada. Después de participar en las alineaciones de forma asidua durante la primera parte de la campaña, hace una decena de semanas que no es de la partida ni siquiera en las citaciones. Es uno de los descartes.

Tampoco estará Paredes, en el caso del lateral por lesión al retirarse en uno de los ensayos que han tenido lugar esta semana y no recuperarse a tiempo. César Remón dejó el fútbol en activo el mes pasado al no superar una lesión y Arnedo se encuentra sin ficha –lleva casi un año en esta situación–.

Así las cosas, un probable once inicial puede ser el formado por Miguel Martínez en la portería; con Iglesias, Caneda, Bobadilla e Iñaki en defensa; Carles Salvador y Andy en el centro del campo, con Olaetxea y Ñoño y más adelantados; Ander Vitoria y Marcos André se encargarían de buscar el gol por dentro.

«De conseguir una victoria nos podríamos acercar al segundo puesto, que para afrontar el 'play off' puede ser ventajoso», indica César Caneda. El excapitán mirandesista prevé «un partido disputado como todos los de esta categoría, ellos querrán mantener y defender la segunda plaza y nosotros arrebatársela, sabiendo que es un gran equipo y que va a estar todo igualado».

Sea como fuere, con independencia del resultado que hoy arroje el electrónico de Las Gaunas, el Mirandés seguirá por delante y conservará el segundo puesto. Un triunfo rojillo ya dejaría esa posición finiquitada a falta de tres citas.

El encargado de impartir justicia será el árbitro valenciano Bosch Domenech. Natural de Benicarló (Castellón), de 38 años, acumula nueve temporadas en Segunda B. Promedia seis tarjetas amarillas por partido y nunca ha dirigido un choque con el conjunto de Miranda en liza. Sí pitó a la UDLogroñes el anterior curso (ganó 3-0 al Gernika en Las Gaunas).

En el Grupo II solo fue el juez de un partido, que se saldó con victoria del Tudelano al Bilbao Athletic por 3 a 2. Siempre, hasta la fecha, había dirigido choques disputados en otros ámbitos geográficos.