Oriol Rey intenta conducir la pelota ante la presión de dos jugadores del Alcorcón. / avelino gómez

Recuperar la normalidad

El positivo por Covid ha alterado la hoja de ruta de un Mirandés que buscará en Tenerife volver a mostrar su mejor versión futbolística

RAÚL CANALES

Superado el susto del positivo por coronavirus, que obligó a suspender el entrenamiento del viernes y someter a nuevas pruebas médicas a todos los jugadores para descartar más casos, la plantilla del Mirandés se ejercitó con normalidad ayer por la mañana en Anduva y poco después puso rumbo a Tenerife.

Los rojillos necesitarán reencontrarse