El Mirandés encara las últimas 9 jornadas presionado por sus perseguidores

Recta final sin margen de error

Los de Borja Jiménez no encontraron buenas sensaciones en Tudela. /C. G.
Los de Borja Jiménez no encontraron buenas sensaciones en Tudela. / C. G.

La UDL aprovecha tres empates consecutivos de los rojillos para acercarse a 2 puntos de la segunda plaza clasificatoria

TONI CABALLERO

Ningún equipo quiere atravesar una racha negativa a lo largo de la temporada, es una obviedad, pero esta evidencia guarda matices tan importantes como cuándo puede llegar el posible bloqueo. He aquí la diferencia, ya que existen ciertos meses marcados en rojo en los que una concatenación de malos resultados puede llegar a echar por tierra diez meses de competición a un buen nivel. En este punto se encuentra el Club Deportivo Mirandés que, lejos de mostrar buenas sensaciones, ha sumado 3 empates en sus últimos 3 encuentros, y refleja síntomas contradictorios a falta de nueve jornadas para que se finalice la temporada regular del Grupo II de Segunda B.

Los duelos contra Real Unión, Athletic B y Tudelano han evidenciado que el cuadro dirigido por Borja Jiménez no se encuentra en su mejor momento. Más allá de las tres igualadas consecutivas, registro que los rojillos no conocían ni en la presente campaña ni en la anterior, al equipo le está costando desarrollar su juego de posesión y la posterior creación de ocasiones de gol. Nada que ver con el conjunto que inició la temporada, al que se le resistió la primer victoria como local pero generaba hasta una veintena de tentativas de gol por choque. Actualmente, los rojillos están atravesando un tramo complicado de la temporada, tanto de resultados como de juego, que ha desembocado en el adiós definitivo al liderato (el Racing suma 12 puntos más cuando quedan 27 por disputarse) y en el acercamiento de los dos inmediatos perseguidores, Logroñés y Barakaldo.

Si bien es cierto que la participación en el Play Off no parece correr peligro para los de Anduva, que acumulan 56 puntos y se distancian en 13 del quinto clasificado, la Real Sociedad B, con 43; los rojillos encaran ahora una lucha en la que se dirimirá el reparto de los tres billetes restantes que acompañarán al Racing en la postemporada. La Unión Deportiva Logroñés sumó su segunda victoria consecutiva el pasado sábado ante el Amorebieta y es tercero en la tabla con 54 puntos. Los riojanos han visto como, en las últimas diez jornadas, la brecha de puntos con el Mirandés se ha visto reducida de 8 a 2 puntos. Además, los de Borja Jiménez aún deben rendir visita al feudo logroñés, el fin de semana del 28 de abril, cuando resten 4 encuentros para la conclusión de la temporada regular, en lo que se antoja todo una final.

Por su parte, el Barakaldo ocupa la cuarta posición de la clasificación, con 51 puntos.Parece que al bloque vizcaíno también se le está haciendo larga la segunda vuelta, pero consiguieron coger aire con su victoria en Langreo el pasado fin de semana. Tanto vascos como los riojanos recortaron dos puntos al Mirandés, que pondrá en juego la segunda posición el próximo domingo en el partido frente a la Gimnástica de Torrelavega.

Pese a que las sensaciones extraíbles del juego rojillo no resultan del todo halagüeñas, el rendimiento del equipo permite una lectura estrictamente matemática que arroja algo de luz a la situación actual. Los de Borja Jiménez no consiguen triunfos, pero tampoco pierden. En lo relacionado a los últimos tres duelos, y apartando el encuentro contra el Athletic B en el que el Mirandés mereció un botín mayor sin brillar sobre el césped de Anduva, los rojillos han conseguido sumar un punto tanto en el Stadium Gal como en el Estadio Ciudad de Tudela. En ambos duelos, los de a orillas del Ebro dejaron síntomas de cansancio y de falta de ideas. De hecho, el pasado domingo, el empate fue demasiado premio en cuanto a las ocasiones claras generadas, un número bastante inferior a las del conjunto local, que pudo llevarse los tres puntos.

Pese al mal juego, el Mirandés encadena 8 partidos sin perder, cuatro victorias y cuatro empates, un promedio notable que puede evolucionar a sobresaliente en caso de mejorar su registro como local. Los rojillos son el único equipo del Grupo II que suma tantos duelos consecutivos sin perder y ocupan el séptimo puesto de toda la categoría de bronce respecto a rachas de resultados sin conocer la derrota se refiere. Esta tabla particular la lidera el Recreativo de Huelva, con 13 choques sin perder, seguido del Atlético Baleares, con 11.

En esta línea, gracias al punto cosechado en territorio navarro, el Mirandés continúa siendo el segundo mejor equipo a domicilio del grupo segundo con 26 puntos en 15 encuentros disputados. Una media de 1,73 puntos por partido sólo superada por el Racing, con 1,86, que ha sumado 28 puntos en idéntico número de choques. Por otra parte, si quiere finalizar el torneo en segunda posición, deberá mejorar su puntuación como local, ya que en Anduva ha sumado 30 puntos hasta la fecha, una cifra menor que los 34 que la UDL ha conseguido en Las Gaunas; que los 36 del Athletic B en Lezama; y también que los 40 del Racing en el Sardinero.