La Real destinará a su filial 6 millones de euros del fondo CVC y construirá un miniestadio

Á. G.

El club donostiarra recibirá algo más de 107 millones de euros del denominado fondo CVC, al que se dio luz verde por parte de la asamblea de LaLiga el pasado viernes. De esta cuantía, destinará unos seis millones a su filial, el Sanse. Todo ello, al margen de los trabajos de mejora que realizará en un futuro próximo y que pasan, entre otros, por la creación de un miniestadio.

Se trata, según se anuncia desde la capital donostiarra, de un proyecto de gran envergadura en el que se levantará un recinto con un mínimo de 4.000 asientos. Es el aforo que obliga cumplir la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) a los equipos de la profesionalizada Primera División femenina –a partir de la campaña 2022-2023, así como a los de la nueva Primera RFEF donde, en caso de descenso de LaLiga SmartBank, competiría el segundo conjunto txuri-urdin que esta noche se mide al Mirandés.

A ello se sumará un nuevo edificio, junto al miniestadio, en el que buena parte del mismo será para uso exclusivo de los equipos femeninos, tanto de fútbol como de hockey hierba.

Mientras tanto, su segunda plantilla visita hoy Anduva en la primera vez que se ve las caras con el Mirandés en el fútbol profesional después de que los dos conjuntos coincidiesen en el pasado en categorías inferiores. La última, en la campaña 18/19 en Segunda B, cuando ganaron los rojillos por 2-1.