Borrar
Pinchi deja atrás a un rival oscense en el partido de la primera vuelta (1-1). A. Gómez
La reacción empezó ante el Huesca

La reacción empezó ante el Huesca

Etxeberria utilizó por primera vez el sistema de tres centrales que le da una mayor solidez ante el conjunto que visitará mañana

Ángel Garraza

Viernes, 3 de febrero 2023, 00:01

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Un sistema que llega para quedarse», titulaba este periódico el pasado día 25 de octubre después de jugar ante el Huesca en Anduva (1-1). «Le gustó. Joseba Etxeberria acabó satisfecho, aunque no se viera refrendado en el electrónico tras perder dos puntos en la última acción del encuentro. Sin embargo, el nuevo sistema con tres centrales, en este caso Álex Martín, Raúl Navas y Barbu, con dos carrileros como Salinas y Parra (ahora en el Cádiz, sustituido en esa demarcación por Juanlu) ha llegado para quedarse», se reflejaba aquel día en esta edición. Y así ha sido. De tal manera que fue a partir de ahí, después de caer en El Plantío y de recibir al cuadro oscense, cuando se puede decir que empezó la reacción de los rojillos.

Fue el punto de inflexión, además de otros motivos que se pueden añadir como la progresiva conjunción de los efectivos que integran la plantilla y la mejoría, con el paso de los partidos, de todos ellos, muchos debutantes en Segunda División.

Pero el nuevo dibujo contribuyó sobremanera a la evolución. Catapultó, de hecho, al equipo. Desde que recibió a los entrenados por su amigo Cuco Ziganda, el técnico mirandesista no ha variado de esquema. Ha empleado cinco defensas cuando no tiene la pelota en su poder, lo que le sirve para aumentar el número de efectivos que se suman al ataque cuando es dueño del balón.

Los datos, una vez más, corroboran esta reflexión. No solo se trata de sensaciones, que también. Aquella cita en Miranda era la duodécima jornada del campeonato. Recibía como colista, con solo 8 puntos, a los aragoneses y «algo había que cambiar», matizó el elgoibarrés , que buscaba dar un giro a la andadura errante que seguía desde el inicio el bloque.

Hasta entonces, doce partidos, había anotado 11 goles y encajado 18, con el último que le endosó el cuadro visitante y que dejó helado Anduva al recibirlo en la última jugada del encuentro. Trece choques después llega a los 30 puntos, está fuera del descenso y en el cómputo global, una vez transcurridas las 25 citas, ha encajado 32 dianas y anotado 29.

Casi en el mismo número de duelos (solo uno más) ha logrado siete tantos más (18 en este último tramo de competición) y ha encajado, en cambio, cuatro menos (14). El balance defensa/ataque ha mejorado de forma considerable a pesar de que en los dos últimos compromisos ante candidatos al ascenso a Primera División ha recibido cinco dianas, lo que ha estropeado algo las estadísticas pero, aun así, son mejores que en las doce primeras citas. Con un partido más.

Contabiliza 14 con tres jugadores en el eje de la zaga. Para mañana recupera a Barbu y tiene a los cuatro centrales disponibles. También vuelve Salinas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios