Momento en el que Parra abandonó el rectángulo de juego por un problema en la rodilla izquierda. / Avelino Gómez

Raúl Parra y Raúl García son bajas por unas lesiones que conocerán en breve

El lateral se retiró ante el Tenerife por una dolencia en la rodilla y el punta se sometió ayer a una prueba para saber si sufre una microrrotura

ÁNGEL GARRAZA

A la espera de conocer los resultados de las pruebas médicas y de que desde el club se dé a conocer el correspondiente parte oficial, Raúl Parra se suma a las bajas hasta ahora existentes tras retirarse el miércoles por la noche lesionado, con visibles muestras de dolor y cariacontecido, después de sufrir un mal gesto en su rodilla izquierda en un lance que tuvo lugar en la segunda parte del partido ante el Tenerife.

El lateral derecho abandonó el rectángulo de juego cojeando junto al personal del club. Su rostro reflejaba que podía tratarse de un problema de cierta gravedad. El entrenador, Joseba Etxeberria, lamentó este nuevo contratiempo al confirmar después la dolencia y manifestar que «no tiene muy buena pinta. Confiamos en que sea menos grave de lo que puede parecer».

Y es que parece que la alegría nunca puede ser completa en Anduva. Cuando se consiguió el segundo triunfo de la temporada gracias al tanto logrado por Gelabert, que volvía al Municipal para jugar en competición oficial después de casi 10 meses desde que se rompió el ligamento cruzado y de reaparecer en Lugo unos minutos, la nota negativa llegó con la lesión de Parra, que tuvo que retirarse del campo en el minuto 79. Santos se incorporó en su lugar.

«Parece que siempre nos tiene que pasar algo malo. Se consigue la victoria, ya ha reaparecido Gelabert pero ahora tenemos la lesión de Raúl Parra en la rodilla», señalaba ante el nuevo infortunio un resignado técnico rojillo.

El resultado del examen médico será lo que determine la dolencia concreta que padece el zaragozano. No obstante, apunta a baja para este domingo ante el Ibiza.

Otra ausencia se volverá a repetir en el ataque porque el máximo goleador del Mirandés, Raúl García, tiene para, al menos, quince días sino son tres semanas de baja. Ayer estaba previsto que se sometiera a una prueba médica de carácter más exhaustivo, radiografía que servirá para esclarecer y poner nombre al problema que sufre.

No obstante, el propio técnico ya avanzó antes de enfrentarse al Tenerife que, salvo sorpresa, se trata de una microrrotura fibrilar, una lesión que el punta no había padecido hasta la fecha en su incipiente carrera. Hasta este domingo con motivo del envite que jugaba contra el Lugo.

En breve se conocerá el diagnóstico de la prueba para fijar el plazo de recuperación. Se da prácticamente por hecho que, como mínimo, se perderá los tres próximos encuentros: los dos de Liga y el de la Copa ante el Vimenor, el domingo 13 de noviembre a las 12 del mediodía.