Ramón: «No sabía si iba a jugar,pero trabajo para ser titular»

A. G.

Ramón Juan fue el primer portero de la temporada. Y, además, el capitán del equipo, después de que solo participase en tres compromisos de la competición de la regularidad la anterior temporada, en su primera presencia en el club. De hecho, solo él y Oriol Rey saltaron al verde tras pertenecer al club la temporada anterior. El resto, todas eran caras nuevas.

En el estreno liguero ante el Sporting cuajó un notable encuentro, realizó dos paradas de mérito en las que exhibió sus reflejos y rapidez de movimientos. Principalmente, en un mano a mano en el primer tiempo frente al serbio Djuka, que salvó el gol del contrario y en otra exhibición de reflejos en la segunda parte. «Creo que fue un buen partido», lanza al hacer referencia a las actuaciones tanto individual como del propio colectivo.

El meta catalán asegura que «trabajo para ser titular. El año pasado, cuando jugué los últimos partidos se trataba de un examen para ver si podía tener la oportunidad este año y esperaba jugar porque lo quieres hacer siempre, pero tenía la duda de si iba a hacerlo. Al final, el míster decidió que jugase este primer partido, creo que salió bien y veremos cómo avanzan las semanas».

Al igual que su entrenador, el de Barcelona daba por bueno el empate conseguido ante el cuadro gijonés. «Hemos dominado el juego y hemos hecho lo que pedía el míster. Ellos tienen grandes jugadores, el gol anulado por el VAR nos ha echado un cable, porque nadie estaba pidiendo la revisión, pero desde ese instante hemos apretado un poco más».

Hizo hincapié en que «este equipo tiene casta y que los que ya estamos, vamos todos a una: cada uno hace su trabajo muy bien. Los que vengan, vendrán con la idea de sumar, no lo tendrán fácil para jugar y eso será bueno para todos».

Cuestionado su técnico acerca de si tiene previsto rotar en la portería o dar la confianza, de momento, a uno de los dos cancerberos de la plantilla –Ramón Juan y Alfonso Herrero–, Etxeberria asegura que, a partir de ahora, toca pensar en el partido ante el Alavés del próximo viernes.

Hasta la fecha, al menos es lo que trasciende de sus manifestaciones, no ha pensado si alternará o jugará uno de los guardametas de forma más continuada. Tenía muy claro quién iba ser el portero ante los de Gijón y a partir de ahora... ya se verá. Es otra forma de mantener la concentración de ambos cancerberos.

«Estoy tranquilo porque sé que tenemos dos muy buenos porteros. Y, además, son muy buenos para este Mirandés, por nuestra forma de jugar. Ambos son muy rápidos, con buen golpeo de balón, de muchos reflejos, que paran mucho y para nuestra forma de defender necesitamos este tipo de porteros».