Rama advierte que «los filiales se motivan ante los gallitos y el Sporting B es muy peligroso»

Hugo Rama es uno de los habituales en la medular del Mirandés./A. G.
Hugo Rama es uno de los habituales en la medular del Mirandés. / A. G.

El centrocampista del Mirandés recalca que «nosotros no podemos fallar si queremos aspirar al primer puesto»

ÁNGEL GARRAZA

El conjunto rojillo ya tiene en mente el próximo compromiso que debe encarar el domingo en las instalaciones de Mareo ante el segundo equipo del Sporting. Una cita que llegará tras pasar a la semifinal de la Copa Federación y después de ganar al Langreo en la anterior jornada de liga. El filial gijonés no parece que sea el bloque tan fiable de la temporada pasada, a tenor de lo que dicta actualmente la clasificación, si bien en el seno de la plantilla del Mirandés ya lanzan una advertencia muy clara. «Cuando los filiales juegan ante los gallitos de la categoría se motivan; los chavales se quieren mostrar y siempre les gusta enfrentarse a este tipo de rivales».

Hugo Rama insiste en señalar que si no afrontan el duelo como es debido y con la concentración necesaria el Mirandés puede tener problemas sobre el césped. «Está claro que siempre gusta jugar ante el Mirandés, Racing y Logroñés o frente a cualquier gallito de la categoría. Y más, si se trata de un equipo filial».

De ahí que el centrocampista lance a continuación, a modo de recordatorio, que «es un conjunto muy peligroso». Considera que «hay que tener cuidado con el Sporting B aunque no esté muy bien clasificado», entre otras cuestiones porque los 'yogurines' se van a querer exhibir en el mejor sentido de la palabra ante el segundo clasificado del Grupo I y uno de los candidatos al ascenso.

Hace un año, los rojiblancos se encontraban en lo más alto de la tabla y el Mirandés era, al igual que ahora, el segundo clasificado. Dentro de dos días, los de Jiménez van a visitar a un adversario que ocupa la décima plaza, con 30 puntos, 22 menos que hace doce meses. Está con cinco más que el Amorebieta, que es el que marca el descenso a Tercera División y se sitúa con once por debajo del 'play off' de ascenso, cuarta posición que es para el Barakaldo antes de la disputa de la jornada de este próximo fin de semana.

Pero se trata de un filial. Con lo positivo y lo negativo que eso supone para el oponente. Son capaces de dar lo mejor y lo peor en un partido y por esta razón el compostelano afirma que los asturianos van a intentar ofrecer su mejor imagen ante el Mirandés.

«Los filiales varían cada año y de una temporada a otra; ahora sí que es cierto que el Sporting B está más bajo pero cuando vino aquí nos sacó un empate y demostró ser un bloque competitivo. Así que vamos a ir allí con la esperanza de ganar pero conscientes de que no va a ser nada sencillo».

Encarrilada la presencia en la fase de ascenso, las miras se centran en intentar alcanzar el primer puesto. Como ya indicó en fechas recientes Borja Jiménez, esa mentalidad es la más adecuada para mantener al más alto nivel el gen competitivo de cara a afrontar con las mejores garantías el tramo decisivo. Eso sí, el margen de error ha quedado reducido de forma considerable si la apuesta es acabar como campeón la Liga.

Y así lo asume el jugador gallego. «Estamos centrados en nosotros, queremos ser primeros y ahora mismo lo que está claro es que dependemos también de ellos (el Racing)». No obstante, Hugo Rama matiza acto seguido que «lo que tenemos que hacer nosotros es nuestro trabajo y después, esperar a ver si podemos recortar algún punto con el primer clasificado. Pero primero dependemos de nosotros, tenemos que ganar y no fallar y luego, lo que esperamos es que ellos pinchen».

El mercado de invierno que concluyó hace quince días ha dejado, entre otros desenlaces, una mayor competencia en el centro del campo. Se ha ampliado la nómina de efectivos para la medular con la presencia de Jon Guridi.

La competencia –precisa Rama– «es buena. Jon ha venido, jugó el otro día por primera vez en liga, salió e hizo gol. Con eso, ya demuestra mucho. Tanto él como Rodri han venido a sumar, han llegado fuertes y con mucho ritmo. Eso, al final, es primordial para los fichajes de invierno, que tengan ritmo».

El Mirandés está en las semifinales del torneo copero que aglutina a los equipos de Segunda B y Tercera. Es una competición en la que además de contar con la presencia de efectivos del Mirandés B, los que menos minutos disputan los fines de semana aprovechan para no perder ritmo y otros, que sí son más habituales, entran en las rotaciones. Romero jugó este miércoles en Gal, siete días antes lo hizo el propio Rama....

«Es positivo también para que todos adquieran el ritmo necesario de partidos porque no es lo mismo entrenar que jugar. Todos están demostrando que pueden participar en cualquier momento». Y ya que se ha presentado en la penúltima ronda, no se descarta nada. «Siempre vamos a ganar; ahora estamos en semifinales y con ilusión. ¿Por qué no vamos a intentar ganar esta competición?».