Moreno puede actuar en varias demarcaciones. / LEONNOTICIAS

El radar mirandesista se fija en el versátil Jorge Moreno

La dirección deportiva liderada por Chema Aragón trabaja ya en la planificación de la próxima campaña

TONI CABALLERO

No hay tiempo que perder, el Mirandés encara ya la última jornada de la Liga Smartbank, un duelo sin mayor trascendencia que la de ofrecer un espacio de despedida, frente a la parroquia rojilla, a jugadores que ya son parte de la historia del club de nuestra ciudad. Pese a que la competición deportiva aún no ha tenido su punto final, la dirección deportiva mirandesista, encabezada por Chema Aragón, trabaja desde hace semanas, sino meses, en la preparación de lo que será el próximo mercado veraniego y la correspondiente confección de la plantilla 2022-2023.

En este contexto, ya con Joseba Exteberria renovado al frente del banquillo, son varios los frentes que deberá cubrir la secretaría técnica del club. Uno de ellos apunta directamente a la línea defensiva, donde Anderson Arroyo; Sergio Carreira; Jorge Sáenz, Imanol García de Albéniz y Riccardo Capellini; retornarán a sus clubes de origen el próximo mes. Por este motivo, el radar del club se orienta hacia varios nombres que podrían sustituir a los citados en la zaga mirandesista de la próxima campaña.

Uno de los nombres que ha llegado a este diario como posible refuerzo es el de Jorge Moreno, que ya sonó para el Mirandés en el último mercado invernal. El defensa central de 20 años es propiedad del Rayo Vallecano y esta temporada ha jugado a préstamo en la Cultural Leonesa. Dentro de la mala campaña que ha cuajado el cuadro leonés, sobretodo a nivel defensivo, Moreno ha sido una de las piezas más destacadas, ya que ha mostrado su polivalencia en diferentes demarcaciones del campo.

«Llegó para ser central, pero también ha jugado partidos de pivote en el centro del campo e incluso de lateral, donde no se proyecta en ataque pero sí cumple, que ya es más que lo que han hecho sus compañeros. Ha jugado 29 partidos y ha marcado 3 goles, por lo que ha demostrado que tiene nivel para 1ª RFEF, veremos si puede llegar a un Segunda en verano, tiene 20 años y puede crecer muchísimo», indican varios periodistas encargados de la información diaria de la Cultural Leonesa.

Se trata de un jugador con poderío físico, mide 1,84 y «puede jugar en varias posiciones porque no tiene mal trato de balón». Moreno tiene contrato hasta 2023 con el Rayo Vallecano y , este verano, está previsto que se incorpore a la pretemporada del primer equipo. Es el primero de los muchos nombres que sonarán como posibles refuerzos para la próxima temporada, un defensa joven de mucho potencial y con el mismo perfil que los Arroyo, Vivian y otras piezas que ya recalaron en Anduva.