Quince días para la puesta a punto

Aún quedan trabajos por hacer. /Avelino Gómez
Aún quedan trabajos por hacer. / Avelino Gómez

Además de completar la plantilla para afrontar el reencuentro con la Segunda el club debe adecuar las instalaciones para cumplir con las obligaciones que le impone LaLiga

MARÍA ÁNGELES CRESPO

Los aficionados, y más después de constatar en el partido de presentación del equipo rojillo que las sensaciones eran buenas, tienen ya ganas de presenciar la primera cita competitiva en el municipal de Anduva; algo para lo que todavía habrá que esperar puesto que será el debut del Mirandés en casa en la segunda jornada liguera con el duelo frente a Cádiz. Faltan escasamente dos semanas, pero el tiempo vuela y la cita llegará en un abrir y cerrar de ojos.

Hasta ese día, y alguno más, pues el mercado de fichajes se cierre un poco más tarde tendrá el cuerpo técnico, con Iraola a la cabeza, para completar a su gusto una plantilla ante todo competitiva.

En cuanto a los tiempos, y dado el regreso del Mirandés al fútbol profesional, la situación afecta también a otros aspectos que el club debe tener en cuenta para poder cumplir con los requisitos que se estipulan en el reglamento de La Liga teniendo en cuenta los beneficios económicos que reportarán las retransmisiones televisivas.

En este sentido para lograr la puesta a punto no ha venido nada mal que el debut en casa no sea en la primera jornada. Hay que adecuar espacios para la instalación de los informadores, debe disponerse de la iluminación adecuada para que las retransmisiones alcancen la calidad óptima exigida, se requiere que durante la disputa de los encuentros el espacio de grada que se perciba a través de los televisores tenga un determinado grado de ocupación, hay que tener el césped en óptimo espacio y con una altura de corte predeterminada..... , y podría seguirse con la enumeración de los requisitos. Todos ellos expuestos de manera detallada en el reglamento de obligado cumplimiento .

Una vez que el balón eche a rodar de manera oficial «LaLiga controlará que las directrices establecidas en el Reglamento se cumplen cada jornada y en cada estadio. Para ello, LaLiga asignará a cada encuentro de dos Directores de Partido, uno Principal y otro Auxiliar, quienes se ocuparán de esta labor». Mirarán con lupa todo lo que suceda en Anduva y al concluir el partido redactarán un informe con las incidencias que hayan podido producirse. Si se encuentran algunas y se incumple alguna de las normas habrá sanciones económicas.

«El Sistema Sancionador se basa en un sistema de puntos en el cual cada infracción se valora con puntos negativos. El valor monetario de cada punto negativo será una cantidad fija que se establecerá en cada una de las temporadas. Las cantidades recaudadas a través de estas sanciones se destinarán a mejoras de la retransmisión audiovisual», es lo que se establece.

Todo va a estar por lo tanto en esta temporada que está a punto de comenzar, normativizado y el club tendrá que andarse con ojo para que los beneficios derivados de los derechos televisivos no acaben con una merma considerable.

Afluencia

Que el fútbol se ha convertido en un espectáculo es algo bien sabido tanto por quienes acuden de modo habitual a ver las evoluciones de los suyos a sus respectivos estadios como por aquellos que prefieren saber que ocurre en los campos viendo los partidos por la televisión; un medio en el que lo principal es la imagen, tanto que Laliga regula incluso la asistencia que debe haber en todos y cada uno de los partidos.

«La ocupación del estadio es parte de la percepción audiovisual del partido. En una óptima retransmisión televisiva el estadio deberá apreciarse lleno», es lo que argumenta y por eso recomienda que se ubique a los abonados y el público prioritariamente entre córner y córner de la grada opuesta a la posición de la cámara principal.

La ocupación de dicha grada deberá de ser de al menos el 75%, «en caso contrario serán aplicables las sanciones previstas en este reglamento. En caso de que la ocupación sea inferior al 50% dicha sanción se duplicará», es lo que se especifica. Y para comprobar la ocupación de la grada el encargado de informar será el director del partido que dispondrá de material ara efectuar el cómputo. «Se comprobará a través del material gráfico proporcionado por la unidad móvil y de las fotos que él mismo realizará en el minuto treinta desde el inicio del encuentro».

Visto lo visto este año será importante que esta temporada la afición se mantenga fiel a los rojillos.