Álex López recibe la presión de Gonzalo Plata durante el encuentro de la primera vuelta. / Rodrigo Jiménez

El Pucela solo sumó un punto más desde que llegó Etxeberria

El equipo blanquivioleta contabiliza 17 en las últimas 9 jornadas, por los 16 que llevan los rojillos tras proceder al cambio de entrenador

ÁNGEL GARRAZA

Resultados y sensaciones. Ambos van de la mano cuando se hace referencia en los últimos tiempos al Mirandés, con la excepción ya conocida del anterior duelo ante el Amorebieta. El poderoso, tanto por objetivo como por historial, nombre, ciudad..., Valladolid, es el rival que visita hoy Anduva con el reto, en su caso, de dar un paso más en busca del ascenso a Primera División. Sin embargo, si se analizan las trayectorias que han seguido ambos contendientes desde que Joseba Etxeberria recaló en el banquillo del equipo mirandesista, se compruebas que las diferencias son mínimas pese a la distancia que existe entre ambos clubes. Tan escasas que el Pucela solo ha sumado un punto más que el Mirandés en las últimas 9 jornadas, que son las que han tenido al técnico elgoibarrés al frente de la nave rojilla.

Los blanquivioletas contabilizan 17 y los hoy locales, 16. De hecho, en este periodo de tiempo, los visitantes son el cuarto mejor equipo de Segunda mientras los jabatos aparecen en el quinto puesto de la competición. Estarían en puesto de 'play off' de ascenso si solo se tuviera en cuenta lo hecho en los nueve últimos duelos.

Cabe recordar que han saldado cinco de esos compromisos con victorias: cuatro en Anduva ante Tenerife, Cartagena, Ponferradina y Burgos y una más a domicilio frente al Sanse; hay que añadir el prestigioso empate obtenido en el campo del líder Eibar; constan tres derrotas fuera de casa contra Almería, Leganés y Amorebieta.

Los visitantes, por su parte, se presentan esta tarde en el Municipal tras haber conseguido desde la jornada 28 cinco triunfos –uno más– frente a Cartagena (2-3), Amorebieta (5-1), Tenerife (1-4), Alcorcón (1-2) y Lugo (4-1), dos empates contra Málaga (2-2) y Almería (2-2) y cosechado dos derrotas al caer en Oviedo por 3-0 y en Zorrilla ante Las Palmas por 0-1.

Diez duelos encajando gol

Sabido es que el cuadro vallisoletano tiene mucho potencial en ataque, hasta el punto de ser el máximo goleador de la categoría, si bien presenta un peor balance defensivo. Tal es así que en los diez últimos choques ha encajado gol en todos. No ha podido mantener su portería a cero, aunque su efectividad arriba es descomunal, lo que le sirve para paliar el déficit que sufre atrás si se compara con el balance ofensivo.

El rival perdió como visitante 6 partidos, por solo 2 en Zorrilla

El potencial que presenta el Valladolid está fuera de cualquier duda. No obstante, donde más lo muestra es cuando juega en su terreno de juego, en Zorrilla. A domicilio, baja enteros. Así lo reflejan sus números: en su estadio, suma 40 puntos gracias a 12 victorias y cuatro empates. Solo ha perdido dos encuentros. Es el segundo mejor anfitrión de la categoría de plata. Fuera, sin embargo, ha caído en seis ocasiones, vencido en 'solo' 7 choques y firmado tablas en otros cinco. Contabiliza 26 puntos, 14 menos que junto a su afición.