El técnico Joseba Etxeberria señaló tras el encuentro que tener 26 puntos es un «notición». / Avelino Gómez

«Es un proceso largo, pero vamos saliendo de abajo»

Etxeberria ensalzó a sus jugadores, que «se han vaciado», y confesó, ante el parón navideño, que «necesitamos parar tras pasar semanas duras»

ÁNGEL GARRAZA

«Se han vaciado todos los futbolistas con uno menos. Tenemos juego, llegada, mentalidad de finalizar y cuando toca remar, juntarse y ayudarse, también lo hemos hecho. Es un proceso largo, nos está costando mucho, pero vamos saliendo de abajo», significó Joseba Etxeberria después de concluir un encuentro que permite alcanzar los 26 puntos en la primera vuelta. «Un notición», a su juicio.

El Mirandés tiró de oficio, lo que había faltado en muchos partidos del inicio liguero. En ese aspecto del juego –importante en Segunda División– también se aprecia la evolución. «Cuando vas ganando con un hombre menos y queda poco tiempo te interesa que pasen pocas cosas. Creo que el Mirandés ha sido muy inteligente en los últimos minutos», recalcó el entrenador.

Y es que –continuó– «cuatro minutos y medio de la prolongación nos los hemos pasado en el córner con Raúl y Manu. Ellos estaban con uno más pero si analizas el bagaje del rival todos los minutos desde que nos quedamos con uno menos, han tenido pocas situaciones de gol y no es porque no tengan calidad».

Su lectura del duelo es que hubo «dos partidos. El primero, el del primer tiempo, donde el equipo ha estado a un nivel sensacional. No es nada fácil jugar a esas velocidades con esa precisión por dentro, por fuera, hemos hecho daño a balón parado y hemos minimizado a la 'Ponfe'. Ha sido de lo mejorcito de la temporada. En el segundo, hemos empezado mal pero después de la expulsión de César el equipo ha estado tácticamente muy bien».

El Mirandés se colocó en los últimos 40 minutos con un 5-3-1. «Ha estado muy bien a nivel táctico, en las basculaciones, las distancias. El primer tiempo ha sido más completo y en el segundo nos hemos adaptado muy bien. Con mucho carácter y oficio».

Después de que recordara que «siempre he creído en el espíritu de estos jugadores porque veo cómo entrenan, también cuando había malos resultados», se le preguntó por Raúl García tras superar el pichichi en tiempo récord una dolencia en el hombro.

Raúl es «extraordinario»

«Es un jugador diferente también respecto a las lesiones. Él quería entrenar todos los contenidos, nosotros que parara, pero vimos que en las últimas sesiones iba con todo y hemos intentado sacar el mejor equipo. No nos sorprende porque vemos a Raúl cada día. Ya marca diferencias y va a ir a más. Nos estaba exigiendo entrenar para jugar. Es un delantero extraordinario».

Necesidad de refuerzos

Acabada la Liga hasta 2023 (con el choque de Copa del martes entre medias), admitió que el equipo «necesita refuerzos. Soy consciente de que el club está trabajando duro para reforzar al equipo porque la temporada va a ser larga y va a haber movimientos, entradas y salidas, con la idea de ser mejores cada semana. El club trabaja para que la plantilla sea mejor que en la primera vuelta. No me desgasto en eso. Chema conoce muy bien los mercados y sabe cuál es mi idea de juego. La plantilla de la segunda vuelta va a ser mejor».

Tras el martes, habrá parón por Navidad. ¿Lo lamenta tras el sobresaliente nivel que exhibe ahora el equipo? «No. Necesitamos parar. Aunque transmitimos tranquilidad hemos pasado semanas duras. Estamos acumulando mucho desgaste y nos va a venir bien resetearnos para encarar la segunda vuelta con garantías».

Gallego subrayó que «no se puede volver a repetir nuestro juego del primer tiempo»

El entrenador de la Ponferradina, David Gallego, sostuvo que la clave estuvo en el mal primer tiempo de los suyos. «Nunca hay que quitar mérito al rival, no hemos defendido bien el primer gol, pero por encima de los errores en la primera parte estoy muy decepcionado con mi equipo. Puedes estar mejor o peor, pero es que no hemos competido».

Apostó por «tener más autocrítica. Yo el primero, porque no les he hecho ver que había que competir. El castigo ha sido justo y merecido en el primer periodo. No puedo consentir que no se compita hasta el final», remarcó.

«En el descanso les he comentado que haciendo un gol quedaba partido. Pero es que cualquier acción parece que es la última de la temporada y quedan muchas más. Hay que eliminar eso de las cabezas y ver que los partidos duran mucho. En el segundo tiempo, al menos hemos competido».

Tras sumar 4 puntos de los últimos seis, se fue de vacío de Miranda. A su juicio, «cualquier cosa que nos pasa nos penaliza en exceso. Tenía confianza en los chicos y sigo teniéndola, hay que mejorar los momentos de los partidos. Para eso hemos venido aquí (al club), para dar la vuelta a esta situación». Los bercianos están ahora en descenso. «El tema clasificatorio es lo que menos me preocupa ahora porque queda una vuelta entera», concluyó.