La afición, siempre fundamental, lo es todavía más en Anduva para un equipo como el rojillo. / avelino gómez

Las primeras urgencias de la temporada

El Mirandés busca ante el Andorra estrenar el casillero de victorias tras encadenar tres derrotas

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

Quedan 38 jornadas, un mundo por delante. El campeonato acaba de arrancar pero el hecho de que el Mirandés todavía no haya saboreado las mieles del triunfo en la Liga que empezó hace un mes y acumule tres derrotas consecutivas que han propiciado que los rojillos se sitúen en el penúltimo lugar de la clasificación hace que surjan las primeras urgencias de la temporada ante el partido de esta tarde en Anduva (16.15 horas) frente al Andorra.

A día de hoy, todavía a comienzos del mes de septiembre, la posición en la tabla es meramente circunstancial. Nadie lo duda, como tampoco que siempre será mejor y más fácil avanzar y que un equipo aún en construcción progrese si obtiene resultados positivos que si se mete a las primeras de cambio en el furgón de cola, con lo que cuesta siempre salir de ahí. Se trata de coger confianza con un primer triunfo que, de momento, se resiste.

Mirandés-Andorra

  • J. 5 Anduva: (16.15 h) Árbitro: Ais Reig (valenciano). VAR: Gorostegui Fernández.

RIVALES A SEGUIR

Portero

Lizoain

El exrojillo ha jugado tres de los cuatro partidos como titular.

Mediocentro

Aguado

Cedido por el Zaragoza (22 años), recupera y pasa con suma facilidad.

Delantero

Marc Fdez.

Aporta la veteranía en el frente de ataque. Fue clave en el ascenso.

El rival de esta tarde, además, es uno de los, a priori, de 'su' liga. Un recién ascendido, que se estrena en la categoría, pero que ya ha ganado dos encuentros, lo que no ha podido hacer el conjunto jabato. Así que tampoco nadie duda de que el choque de este domingo de fiestas patronales es relevante por todos estos motivos. Hay que ganar ya.

Así se entiende en todos los estamentos de la entidad. Desde el club, a partir de la derrota por 3-0 cosechada en Villarreal, se ha apelado en redes sociales y medios oficiales a la importancia del choque. «Concienciados de que la primera victoria del curso no se puede dilatar más. Hay que ganar al F. C. Andorra», han apuntado durante la semana.

«A la tercera debe ir la vencida, y por eso el choque en Anduva se tercia de suma importancia para los de Joseba Etxeberria», indican desde la sede de Francisco Cantera.

El propio preparador elgoibarrés no ha eludido la trascendencia del compromiso. «Necesitamos ya la victoria. Los resultados mandan, a pesar de que hayamos visto cosas buenas que nos invitan al optimismo para el futuro», mantiene.

Con llamamiento a la afición incluido. «Juega un papel importante y nos va a empujar», admite 'Etxebe'. «Los rojillos se aferran a Anduva para tratar de sumar tres puntos este domingo», añaden desde los despachos.

Así que la trascendencia de la cita, con la opción de lograr el primer triunfo, es tal, que tirando de tópicos, solo vale aquello de ganar o ganar.

Causará baja el defensa central Álex Martín, sancionado con un partido tras ser expulsado al principio del compromiso en Villarreal. Se une a las ausencias ya conocidas de Simón Moreno y Gelabert. El resto, disponibles.

El conjunto del Principado, por su parte, partió ayer rumbo a Vitoria, donde entrenó en sesión vespertina. Llega reforzado por su inicio, refrendado con la última victoria ante el 'gallito' Granada (1-0). Dos equipos que hasta hace tres meses estaban separados por dos categorías pero el cuadro tricolor se adjudicó los tres puntos en su primer choque de ámbito profesional que disputa en su estadio.

Eder Sarabia, su entrenador, tiene una baja sensible: su capitán Adri Vilanova, el futbolista que más pases da de la categoría tiene un problema físico. Los demás, en principio, están aptos, se desplazaron todos y tienen opciones de participar en un bloque que juega con cinco defensas (en el último duelo) o bien con 4-4-2 y con matices.

El árbitro de la contienda será el colegiado adscrito al comité valenciano Ais Reig, un viejo conocido de la hinchada rojilla. Del VAR se encargará esta vez Gorostegui Fernández.