Un primer ensayo para el 'play off'

El Mirandés eliminó al Yugo Socuéllamos en la semifinal. /J. A. T.
El Mirandés eliminó al Yugo Socuéllamos en la semifinal. / J. A. T.

El Mirandés, segundo clasificado del Grupo II, se mide al Cornellà, tercero del III y firme candidato a jugar por el ascenso a Segunda, en la ida de la final de la Copa Federación

ÁNGEL GARRAZA

Es una competición en la que el Mirandés se ha plantado en la final y que, por lo tanto, como solo le queda afrontar la eliminatoria decisiva quiere ganar. Al igual que su rival, el Cornellà. Un duelo que enfrentará a los rojillos por primera vez esta temporada y en la Copa Federación no solo con un conjunto de otro grupo sino que el bloque catalán también está clasificado entre los cuatro primeros, en su caso es tercero del III. Así que después de las nueve jornadas que restan de liga puede ser uno de los adversarios ante los que los de Borja Jiménez se jugarían el ascenso desde el último fin de semana de mayo.

A día de hoy, tal y como está la situación clasificatoria, no se cruzarían porque los terceros juegan entre sí y los segundos en la tabla se medirán a los cuartos, pero con 27 puntos aún por delante todo puede pasar y más en un lote tan igualado como lo es el tercero de Segunda B: está solo un punto por encima del Hércules, cuarto, y a dos de desventaja del segundo, el Villarreal B.

Aunque los dos equipos que se verán hoy las caras en Anduva a partir de las ocho de la tarde rotarán jugadores y continuarán con la distribución de minutos dispuesta para esta competición, no es menos cierto que se trata de dos plantillas con serias opciones de jugar por el ascenso a falta de determinar aún el orden en el que acaban en la clasificación final, tras las 38 jornadas. Y dentro de dos meses, en elencos tan cortos de efectivos como lo es el del Mirandés cualquier efectivo puede ser importante en el tramo decisivo de la campaña.

De ahí que esta doble confrontación con la escuadra del Cornellá servirá a modo de primer ensayo, a nueve semanas vista de arrancar la fase decisiva. El hecho de que el rival sea de otro grupo, siempre potente como lo es en el que están encuadrados los equipos catalanes, añade aliciente a la empresa cuyo primer capítulo se vivirá esta noche en Miranda. El segundo y definitivo, la semana que viene en Barcelona.

El Mirandés podrá apreciar el nivel de otros conjuntos menos conocidos, así como el suyo comparado con el resto. A pesar de que no es un torneo que estaba en la mente de los dos contendientes cuando echó a andar, los dos quieren ganarlo. Y de paso, medirán sus fuerzas dos claros candidatos a la fase de ascenso.

El técnico rojillo, Borja Jiménez, no facilitó ayer convocatoria. Hoy por la mañana entrenará el equipo (se supone que los que vayan a jugar horas después no se ejercitarán o lo harán a mucha menor intensidad) en el campo 2 de los anexos y será ahí cuando realice la citación para la ida de la final de la Copa RFEF.

Jugadores del filial integraron las anteriores, así que no es de extrañar que Zunzunegui, un fijo en estos partidos entre semana, esté acompañado también por algún miembro de la segunda plantilla mirandesista. Guillermo en la portería (es el habitual en los choques coperos, ya lo fue en la del Rey ante el Racing); con Kijera, Irazabal (también fijo), Melli y la duda es el lateral diestro. Al no estar Carlos Julio, queda por confirmar si Jiménez se decanta por otro jugador, incluso del filial, o al ser ya la final opta por Paris, al que no ha utilizado en este campeonato. Cerrajería, otro que en los últimos meses se prodiga los miércoles, Matheus (solo jugó unos minutos en Tudela) y Rodrigo podrían ser efectivos que formen parte del once inicial de esta noche.

Por parte visitante, el plantel está integrado por los exrojillos Sergio Pérez en la portería y Eloy Gila. El cancerbero vitoriano solo ha jugado cuatro partidos de liga y sí que es el habitual en esta competición, mientras que el mediapunta (perteneció al Mirandés el anterior ejercicio) es el máximo goleador en liga con media docena de tantos de un equipo con Manucho en sus filas (36 años, ex Rayo Vallecano y Valladolid). El entrenador es Xavier Calm.