Prieto permanecerá al menos dos semanas de baja a causa de un esguince de tobillo

David Prieto es el primer lesionado de cierta importancia durante la pretemporada./ A. GÓMEZ
David Prieto es el primer lesionado de cierta importancia durante la pretemporada. / A. GÓMEZ

El central ya conoce el resultado de las pruebas médicas; Cerrajería tampoco entrenó ayer al sufrir una sobrecarga y Carlos Julio recibió tratamiento específico

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

Ya se vislumbraba que no se trataba de una mera sobrecarga cuando cayó lesionado el pasado lunes en un lance fortuito mientras intentaba quitar el balón a su compañero Puerto. Una vez conocido el dictamen de las pruebas médicas a las que ha sido sometido, David Prieto sufre un esguince en el ligamento peroneo-astragalino anterior del tobillo izquierdo.

El proceso de recuperación determinará cuándo podrá sumarse a los entrenamientos de la primera plantilla, pero el central sevillano es el primer jugador que cae lesionado –sin que se trate de los habituales achaques que se producen en cada arranque de pretemporada– en el Mirandés desde que hace seis días arrancara el trabajo.

Queda pendiente de evolución, pero este tipo de contratiempos suelen conllevar, al menos, un par de semanas de baja. Se perderá los próximos ensayos y los primeros amistosos aunque, en principio y salvo empeoramiento, no pone en peligro su presencia en el inicio de un campeonato para el que todavía faltan 36 días.

El defensa tampoco se ejercitó ayer. La cojera, ostensible, y las muestras de dolor que exteriorizó sobre el césped instantes antes de retirarse a los vestuarios ya hacían presagiar que sufría algún tipo de lesión a la altura del tobillo. Desde el club se emitió ayer el correspondiente parte médico en el que confirma la dolencia del zaguero.

Es una de las bajas mientras que además de la ya conocida de Andrés del Olmo, tampoco Galder Cerrajería fue ayer de la partida. No ensayó con el colectivo ni el martes ni el miércoles. En su caso, sí se trata de una sobrecarga. Cabe recordar que es un futbolista que acabó la temporada con su exequipo, el Barakaldo, hace más de dos meses.

Es uno de los efectivos que, al margen de la lesión de Prieto, está sufriendo más los rigores del comienzo de la pretemporada. Al tratarse aún del mes de julio, con toda la preparación por delante y el arranque de la Liga todavía lejano, tampoco se quiere arriesgar ni por parte del jugador ni por el cuerpo técnico. Se prevé que el centrocampista se pueda sumar en breve a los ensayos.

Los fisioterapeutas, estos días, tienen trabajo en las instalaciones de Anduva. Sí ya de por sí son días propicios para ello después de un parón tan prolongado de los jugadores, el inicio de esta pretemporada ha originado que ayer, en la recta final del ensayo, el dominicano Carlos Julio recibiera la atención del profesional en una banda del campo 2.

También, al igual que Cerrajería, por una cuestión de índole muscular. El 'fisio' atendió al defensa durante unos minutos con el fin de soltar unas piernas algo más agarrotadas de lo habitual en el comienzo de la actividad.

El hecho de estar a 19 de julio y de disponer de una plantilla aún corta a la espera de que lleguen los próximos fichajes para completar un grupo de 20, 21 efectivos y las incidencias en forma de contratiempos (musculares y el esguince de Prieto) propician que solo haya doce efectivos del primer plantel en los ensayos que se desarrollan en el campo 2.

De tal manera que Jiménez deberá llamar a efectivos del filial (seis entrenan ahora con el equipo) para completar la nómina de futbolistas que el sábado se desplazarán a Valladolid para disputar el primer amistoso de la pretemporada ante el filial pucelano, encuadrado en el Grupo I de Segunda B.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos