Preparados para el despegue en Estella

El duelo en Estella será el primer reto de la escuadra que dirige Borja Jiménez./ A. G.
El duelo en Estella será el primer reto de la escuadra que dirige Borja Jiménez. / A. G.

El Mirandés arranca la temporada 2018-2019 en Merkatondoa, donde buscará su primera victoria liguera frente al Club Deportivo Izarra

TONI CABALLERO

El Mirandés inicia hoy (19.30 horas) la temporada 2018-2019, y lo hace en una plaza complicada: Merkatondoa. Los rojillos parten como uno de los favoritos del segundo grupo de Segunda B con el objetivo de la promoción y, si es posible, ascenso; marcado en rojo. Por su parte, el Izarra comienza una nueva temporada en la categoría de bronce tras haber evitado el descenso por los pelos en la pasada campaña. Los estelleses se impusieron a la Llagostera en el play out y este curso buscarán una salvación más holgada.

Merkatondoa es uno de los cuatro campos del grupo que presenta césped sintético. Por ello, los pupilos de Borja Jiménez han preparado el encuentro liguero en el Polideportivo de Anduva, que cuenta con un campo de similar superficie. Los rojillos no podrán contar en Estella con Pito Camacho, lesionado de gravedad; Prieto, sancionado y con molestias físicas; Álvaro Bravo; Rúper, sancionado por tarjetas; y Cervero. El delantero ovetense se encuentra inmerso en un enfrentamiento con el club y se mantendrá apartado hasta que se acuerde una salida, previsiblemente. En las últimas horas, la opción de que Cervero recale en el Salmantino va cogiendo fuerza. Los charros están interesados y no son un rival directo del Mirandés en el grupo segundo, una de las condiciones de la entidad mirandesista.

Además de Cervero, el otro delantero del equipo, Matheu Aias, está en duda para el encuentro en Merkatondoa a la espera de que el Watford inglés, su equipo de procedencia, envíe el transfer. Por último, en lo respectivo a los delanteros, el delantero leonés del Elche, Claudio Medina, podría ser el sustituto de Cervero en la disciplina mirandesista, una vez se cierre la marcha del delantero. Medina anotó un total de 13 tantos la campaña pasada en las filas del Sporting B, lo que desembocó en su fichaje por el Elche, que casualmente fue el verdugo de los de Mareo en la promoción de ascenso. Y si echamos la vista dos temporadas atrás, el delantero superó la treintena de goles militando en el Langreo, en Tercera.

Con estas bajas, Borja Jiménez tendrá que disponer un once sin delantero nato en el campo navarro. El técnico abulense afirmó el viernes que el equipo está preparado para el duelo y «sabe cómo atacar al Izarra». Además, se refirió a la escasez de delanteros, «no es un problema», reveló. Se prevé que Melli pueda ocupar la posición habitual de Rúper, sancionado por tarjetas, en el mediocentro. Arriba, entre Ohemeng; Yanis; Romero, Rey y Rama; han de repartirse los cuatro puestos del ataque. También cabe la posibilidad de que Paris Adot ocupe el puesto de interior derecho, por delante de Carlos Julio, como hizo ante en el último amistoso ante el Vitoria.

Por su parte, el Izarra ha renovado su equipo para esta temporada. Rodrigo Hernando llega a Merkatondoa después de descender con el Peña Sport, pero mejorando la imagen del equipo tafallés. Respeto a la plantilla, los navarros han incorporado diez jugadores por los trece que han dado de baja. Destacable la correspondiente a Bruno Araiz, que llevaba 25 años en el club y no continúa por incompatibilidad con su empleo. Un recordatorio del fútbol humilde en una categoría cada vez más profesionalizada. Para el partido contra el Mirandés, Hernando no podrá contar con Galarza ni Chema Moreno, una de sus incorporaciones más reseñables. Merkatondoa, con capacidad para 3.500 espectadores, volverá a encontrarse con Borja Jiménez. El preparador abulense dirigió al Izarra durante la temporada 2016-2017, cuando tenía 31 años de edad.

Antecedentes

Mirandés e Izarra, o viceversa, se han visto las caras un total de cuarenta veces a lo largo de sus respectivas historias. Los enfrentamientos han tenido lugar tanto en la división de bronce como en Tercera División. La estadística que arroja el histórico es muy favorable al Mirandés, que ha cosechado 17 victorias frente al Izarra, que ha sumado 8 triunfos. Otras 15 ocasiones terminaron firmando tablas. Asimismo, si nos fijamos en los resultados del siglo actual, el Mirandés parece tener cogida la medida al Izarra. Los últimos tres choques entre ellos se han dirimido con triunfo para los de Anduva. Y, en los últimos tres viajes a Merkatondoa, el Mirandés ha conseguido cosechar dos victorias y un empate.

Sin embargo, y pese a ser un campo que históricamente favorable para los de Miranda, Merkatondoa no deja de ser uno de los estadios más complicados del grupo. La temporada pasada, el Mirandés pudo alzarse con la victoria en las postrimerías del choque con un gol agónico de Diego Cervero. En esta ocasión, el equipo de Borja Jiménez buscará repetir triunfo y alargar la buena racha de resultados frente a los navarros. Para ello, el equipo ha entrenado en el campo de hierba artificial del Polideportivo en busca de una buena aclimatación al césped artificial. El bote y la velocidad del balón, entre otras cosas, son algunas de las características inherentes a este tipo de superficies. Por ello, se espera un partido similar al del curso anterior, repleto de juego directo y con mucha disputa aérea.Así se refirió el entrenador rojillo al choque: «Hemos trabajado toda la semana siendo conscientes de cómo queríamos atacar al Izarra, de qué manera hacerlo, en qué fase y qué jugadores son los más convenientes para lograrlo. Estamos encantados de lo que hemos trabajado y vamos a intentar que no se sientan muy cómo dos cuando ataquemos», concluyó el preparador rojillo.

El Izarra, por su parte, intentará comenzar la liga con una victoria que le de aire al final del curso. Los de Rodrigo Hernando acumulan 28 años sin ganar al Mirandés, pero han realizado incorporaciones importantes para acompañar a otros ya habituales en Estella, como el delantero Gorka Laborda o Aritz Eguaras, hermano del exmirandesista Iñigo Eguaras. El encuentro será dirigido por el joven colegiado vasco Gorka Etayo Herrera. El árbitro debuta en el grupo con 25 años de edad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos