«No podemos ir allí a echarnos para atrás»

El central madrileño ha completado 35 partidos con la camiseta rojilla esta temporada, dos más de los que vivió como recreativista. /A. G.
El central madrileño ha completado 35 partidos con la camiseta rojilla esta temporada, dos más de los que vivió como recreativista. / A. G.

Sergio González apunta que el Mirandés «tiene que salir con personalidad y a desarrollar su estilo de juego» en Huelva, donde «si mostramos nuestra mejor versión, pasaremos la eliminatoria»

TONI CABALLERO

Con el transcurso de los días, la resaca del partido de ida contra el Recreativo de Huelva en Anduva, que finalizó con victoria de los rojillos por 1 gol a 0, va quedando rezagada para ceder su espacio al inminente encuentro de vuelta que se disputará en tierras onubenses. Con el equipo atravesando en el ecuador del play off, el ansiado ascenso a Segunda División ya parece menos lejano y el equipo de Borja Jiménez evidenció el pasado domingo que confía plenamente en sus posibilidades. «Entramos muy bien al partido, con muchas ganas y concentrados. En este tipo de eliminatorias es muy importante adelantarte en el marcador, nosotros lo hicimos y luego manejamos bien el resultado», argumentó Sergio González, el zaguero mirandesista, en comparecencia ante los medios de comunicación.

El relación a su pasado con la elástica recreativista, la cual defendió en un total de 33 encuentros el pasado curso, el central madrileño valoró muy positivamente su paso por Huelva, donde vivió «un año muy intenso y la afición me trató muy bien, por eso siempre les voy a estar agradecido». Sin embargo, los designios del deporte rey ofrecen cada cierto tiempo este tipo de carambolas y «el destino ha querido que nos enfrentemos de nuevo en esta eliminatoria tan bonita y tan disputada».

Pese al gran resultado cosechado por la escuadra mirandesista en el primer duelo, González alertó de que la eliminatoria «está totalmente abierta». Si bien es cierto que la portería a cero de Anduva otorga una ventaja importante a los mirandesistas, que deberán «ir con personalidad, a desarrollar nuestro estilo de juego y dar nuestra mejor versión» en el estadio Nuevo Colombino. «Si lo conseguimos, pasaremos de ronda», aseguró el defensa.

Con el fin último de realizar un buen encuentro y cerrar la eliminatoria, González propuso varios medios para su alcance: anotar un gol, el más importante de ellos. Coherentemente, en la cabeza de todo el vestuario mirandesista está muy presente que perforar las mallas en el coliseo onubense en primer lugar dejaría la eliminatoria prácticamente sentenciada de muerte, ya que obligaría a los locales a marcar 3 dianas para lograr el pase. «El gol es importante, por su puesto. No podemos ir a Huelva a hacernos pequeños y a echarnos para atrás, tenemos que proponer nuestro fútbol de ataque, desarrollar nuestro juego», aseveró. En este sentido, el defensa rojillo también prevé un inicio intenso por parte del equipo rival, «que tiene que salir a ganar porque lleva desventaja en el marcador, y necesitan al menos un gol para igualar la eliminatoria».

Asimismo, defendió la necesidad de igualar en intensidad al oponente, «saldrán muy metidos, como tenemos que hacer nosotros», así como mantener «la mentalidad de ir a por el partido y llevarles a donde nosotros queremos». El vestuario rojillo espera una fuerte embestida inicial por parte del Recre, más temido al contraataque que en juego posicional, por lo que el cuadro de Anduva fiará gran parte de su estrategia en la solidez defensiva en un Colombino «que seguro se llena y apretará porque no deja solo a su equipo».

Una vez el partido se estabilice, la localidad puede tornarse «un arma de doble filo» para el conjunto andaluz, tal y cómo expresó Sergio González en rueda de prensa. Disputar un partido de esta envergadura en tu terreno de juego, y ante tu afición, es sin duda una ventaja notable. Sin embargo, el gol como visitante acostumbra a dirimir gran parte de los cruces y el Mirandés, el pasado domingo, consiguió no encajar, por lo que visitará Huelva con la posibilidad de asestar un golpe casi mortal en caso de anotar. El objetivo del grupo no es otro que «pasar la eliminatoria», y éste pasar por realizar «otro partido muy completo, como el realizado el otro día».

Además, la derrota en la eliminatoria de ascenso entre los primeros clasificados ante el Fuenlabrada puede generar ciertas dudas en el equipo de José María Salmerón. Los onubenses pueden adolecer un bajón físico y mental que, como el Mirandés en el pasado ejercicio, sufre una gran parte de los campeones de grupo que no ascienden a las primeras de cambio. -a esta circunstancia también se refirió Sergio González: «Puede ser, siempre se ha dicho que el primer clasificado que no sube en el primer cruce, queda tocado. Tengo compañeros que vivieron esto mismo aquí el año pasado. Los primero minutos pueden entrarte dudas pero, con lo que nos jugamos, esas dudas no van a salir a la luz», razonó.

El central finalizó su comparecencia remarcando la importancia de realizar una buena lectura del partido. «No hay que meterse atrás, sí que tendremos que replegarnos cuando toque hacerlo, como el otro día. Tener fases de circulaciones largas también nos da aire, esa es la idea, estar fuertes atrás y aprovechar las que tengamos», concluyó el central de un equipo «lleno de confianza y de ilusión de cara al partido».