La plantilla reanuda la actividad con la única ausencia del brasileño Matheus

Normalidad en la vuelta al trabajo. /Avelino Gómez
Normalidad en la vuelta al trabajo. / Avelino Gómez

El equipo volvió con la presencia del ghanés Ernest pero sin el ariete, que tuvo problemas con los horarios para enlazar los vuelos de regreso

ÁNGEL GARRAZA

El Mirandés regresó al trabajo en el campo 2 de los anexos en una gélida tarde después del descanso que todos tuvieron por el día de Año Nuevo. Se ejercitaron en sesión matinal la última jornada de 2018 y todos comenzaron 2019 sobre el césped ayer por la tarde. Solo se contabilizó una ausencia en los 21 efectivos con ficha del primer equipo: el brasileño Matheus.

El delantero no entrenó con sus compañeros. Al igual que el ghanés Ernest Ohemeng, tenía permiso para incorporarse al grupo el día 2 de enero, ayer, en lugar de presentarse el 29 de diciembre, el pasado sábado, como sí hizo el resto de la plantilla. El hecho de que los dos futbolistas se desplazaran a sus países de origen (Ghana y Brasil), motivó que desde el área deportiva del club rojillo se creyese conveniente prolongar las vacaciones de estos dos miembros del grupo otros cuatro días más.

El ghanés ensayó ya este miércoles a las órdenes del cuerpo técnico dirigido por Borja Jiménez. Realizó la misma tarea que sus compañeros. No así Matheus, que sufrió problemas para enlazar los vuelos de regreso y a quien se le espera de vuelta para que participe en las próximas sesiones con el fin de preparar el último partido de la primera vuelta ante el Arenas.

El sudamericano es uno de los fijos en el esquema del técnico abulense. Ahora, con el nuevo sistema que pone en práctica al utilizar dos delanteros, lo es al jugar en compañía de Claudio Medina. Así ha sido en los tres últimos encuentros que ha disputado (y ganado) el Mirandés en la recta final del año pasado. Con Matheus y el leonés en punta.

Las victorias ante la UDLogroñés en Miranda y frente a la Real Sociedad B y el Vitoria, estas dos a domicilio, se produjeron mediante un planteamiento con dos delanteros sobre el césped y menos presencia de extremos en los costados.

De momento, desde que todos llegaron de vacaciones, Jiménez solo ha podido ensayar con un delantero nato, un 'nueve' (Pito Camacho se encuentra aún en pleno proceso de recuperación), mientras que esa labor la desempeña estos días en las prácticas Zunzunegui. El equipo ha ido aumentando de forma progresiva el trabajo con balón desde que llegó de vacaciones y es el eje central en los entrenamientos a medida que se acerca la fecha del primer compromiso de 2019.

Zunzunegui, con el grupo

El equipo volvió a la actividad con 21 futbolistas. Los veinte de la primera plantilla que tienen ficha y Zunzunegui. El canterano se sumó al grupo al igual que lo viene haciendo desde pretemporada, en los entrenamientos entre semana, mientras que el sábado o domingo se reintegra a las filas del filial.

A la espera de Matheus, el resto de efectivos estarían disponibles para recibir al Arenas el próximo lunes. No hay futbolistas lesionados ni tampoco existirán bajas por sanción federativa porque ningún miembro más de la plantilla ha llegado a las cinco amonestaciones.

Por las mañanas y el viernes, sin público

El plan de trabajo del primer equipo para preparar la cita ante el Arenas de Getxo contempla ya, a partir de hoy, solo sesiones matinales. En principio, todas se llevarán a cabo a partir de las 11 horas en el campo 2. La del viernes tendrá lugar, salvo cambios de última hora, a puerta cerrada, por lo que tendrá lugar en Anduva, en un terreno de juego que no se pisa para disputar un encuentro de competición oficial desde hace más de tres semanas (el día 9 de diciembre, cuando visitó la UDLogroñés el Municipal). Una vez que ayer se reanudó la actividad, habrá ensayos todos los días entre el jueves y el domingo dado que el partido se jugará en lunes como medida excepcional al ser día festivo. De ahí, las variaciones en los entrenamientos anteriores.