Joseba Etxeberria dio instrucciones desde la banda a los futbolistas del Mirandés. / A. G.

«El plan ha salido a la perfección; da gusto ver jugar al equipo»

Etxeberria destacó que «los jugadores van a más» y que Raúl García sufrió un fuerte golpe en la cara, «que nos ha asustado y alarmado a todos»

ÁNGEL GARRAZA

«Ahora miramos solo hacia Las Palmas porque tenemos muy claro de dónde venimos. Hemos estado hasta no hace mucho tiempo últimos en la clasificación y eso, nos hace ser muy fuertes mentalmente porque sabemos lo que cuesta cada punto. Pero sí que es verdad que da gusto ver a este equipo, sobre todo contra el Lugo, un equipo muy físico». Así lo puso de manifiesto Joseba Etxeberria a la conclusión de un choque cuya victoria permite dar un estirón importante al Mirandés en la clasificación.

El entrenador hizo hincapié en que «la victoria ha sido ante un rival, el Lugo, muy físico y poderoso y ante el que no podíamos fallar. El primer tiempo, sobre todo, que ha hecho el equipo ha sido muy bueno».

Ya en un análisis más pormenorizado del encuentro, indicó que «el plan ha salido a la perfección. Sabíamos lo que ellos buscaban, cuáles son sus potenciales y sabíamos el partido que nos interesaba. Desde el principio se ha visto un Mirandés dominador, con buenas circulaciones y muchas llegadas. Damos mucho valor a la victoria porque es difícil jugar con este nivel de precisión a estas velocidades, los jugadores van a más, pero queremos más, que es ganar al Las Palmas, un equipazo».

Además, el triunfo llegó acompañado de un hecho significativo: después de mantener la puerta a cero de nuevo. «Eso nos hace ser más competitivos porque nos da más seguridad, los futbolistas se atreven a hacer más cosas. Hemos ganado un partido clave, de más de tres puntos y los jugadores han demostrado desde el inicio que estaban mentalizados, conscientes de su relevancia».

El 2-0 contra el cuadro albivermello deja descolgados a tres rivales (Lugo, Málaga e Ibiza) a los que saca una ventaja más que considerable, si bien el técnico rojillo apuntó que «lo que queremos es que haya cuatro por debajo, no solo tres. Ver cómo entrenaba el equipo en la situación delicada que hemos tenido nos ha hecho estar ahora donde estamos. El equipo entrena muy bien. Se compite como se entrena y ahora están llegando los resultados».

Lesión y expulsión

El duelo se encaminaba hacia el partido perfecto, pero en la recta final sucedieron dos incidencias: la retirada obligada de Raúl García, visiblemente conmocionado por un golpe en la cara y la expulsión por roja directa de Manu García. ¿Qué sufre el pichichi?

«Raúl tiene un golpe a la altura de la ceja, del ojo, que esperemos no sea nada grave. No podía seguir, ha pedido el cambio, nos hemos alarmado y asustado todos (se le podía apreciar un fuerte hematoma en la zona cuando se retiraba a vestuarios), pero parece que no es tan grave de lo que en un principio parecía».

El inquilino del banquillo mirandesista, no obstante, apela a la «prudencia. Vamos a esperar a que le hagan las pruebas y mañana (por hoy) sabremos un poco más. Parece que está un poco mejor, pero vamos a esperar».

Respecto a la roja que vio el vitoriano, confesó que «ha sido una pena. El partido corría el riesgo de partirse, no nos interesaba con el 2-0 y hemos sacado a Manu, que nos ha dado equilibrio y continuidad en el juego. Era lo que buscábamos. Ha entrado por César, que estaba haciendo un partidazo, para sellar el medio del campo. En el momento que se ha parado el partido y cuando ha ido el árbitro a consultarlo al VAR, nos temíamos lo peor. Son cosas que pasan».

El centrocampista, que no jugará en Gran Canaria, mantiene las cuatro tarjetas amarillas.

Justo: «El Mirandés ha sido mejor porque no hemos dado el nivel que se requiere en la Liga»

El entrenador del Lugo, Fran Justo, confesó que «sabíamos que esto no iba a ser fácil, que es un camino largo y que hay que ir etapa a etapa. Necesitamos estar a nuestro mejor nivel y si no lo estamos, y el Mirandés es mejor que el Lugo, que lo ha sido, no encontramos ni el resultado ni los puntos que pretendemos. Nos hace falta tirar de autocrítica para ver qué no hacemos bien».

El preparador orensano explicó que «tenemos que dar el mejor nivel que nos exige y requiere la categoría. El Mirandés ha sido mejor que tú y no se puede puntualizar nada, queremos buscar nuestro mejor nivel, que es el que demanda la competición. A trabajar desde este lunes para conseguirlo e intentar salir de abajo».

El bloque albivermello se queda a nueve puntos, diez con el golaveraje, del conjunto jabato. Se mantiene en la vigésima plaza de la clasificación, aunque permanece a solo cuatro puntos de la salvación, que ahora marca el Racing después de vencer al Sporting por 2-0. Los cántabros tienen 25 puntos, igual que la Ponferradina, que es quien marca actualmente el descenso.

El Málaga cayó en Ipurua ante el Eibar por 2-1, por lo que sigue sin levantar cabeza (antepenúltimo) y el Burgos remontó al Andorra para ganar finalmente 2-1 después de que fuera perdiendo en El Plantío.