El pivote que llega al equipo es el mallorquín Antonio Sánchez

El centrocampista jugó los dos partidos con el Barakaldo ante el Mirandés el pasado curso. /P. U.
El centrocampista jugó los dos partidos con el Barakaldo ante el Mirandés el pasado curso. / P. U.

El futbolista de 22 años recalará en el conjunto rojillo en calidad de cedido por el club balear tras renovar hasta 2021 con la entidad de Palma

ÁNGEL GARRAZA

El Mirandés y su director deportivo, Chema Aragón, no se desmarcan de su idea inicial a la hora de incorporar futbolistas jóvenes, con proyección, que tienen todo por hacer en el mundo del fútbol. A falta de confirmación oficial –es previsible que se anuncie hoy– Antonio Sánchez es el pivote que se sumará a la plantilla y que se buscaba como refuerzo. Ayer solo faltaba la firma.

De 22 años y natural de Palma de Mallorca llega a Anduva en calidad de cedido por el club ahora de Primera División, que ha ampliado su relación contractual con él hasta el año 2021.

Mallorca y Mirandés han llegado a un acuerdo para la cesión del centrocampista. El futbolista, formado en Son Bibiloni, tendrá la oportunidad de debutar en Segunda División tras firmar, el curso pasado, una magnífica temporada en el Barakaldo. Con los de Lasesarre lo jugó prácticamente todo (35 partidos, 31 como titular) y fue una pieza clave para Aitor Larrazabal, escuadra que jugó la fase de ascenso a Segunda la pasada primavera.

Participó de forma completa en los dos partidos que jugo el bloque gualdinegro frente al Mirandés. En Anduva lo hizo con el dorsal '2' y en Lasesarre, con el '8'. Fue uno de los destacados de su equipo.

Las negociaciones entre el centrocampista y la dirección deportiva del Mallorca para renovar vienen de largo. Sánchez había llamado la atención, durante este verano, de varios clubes de Segunda, entre ellos el ahora poderoso Almería y el Tenerife, así como de varios equipos punteros de Segunda B. Incluso el Espanyol, en las últimas semanas, había mostrado interés por el futbolista, quien finalmente recalará en el recién ascendido conjunto de Miranda.

Tal y como subrayan desde la isla y quienes han seguido más al jugador, el pivote, que fue indiscutible en un Barakaldo con el que jugó el 'play off' y marcó un gol ante el Hércules en esas eliminatorias, destaca por su capacidad de trabajo y su llegada desde la segunda línea.

Este verano llegó a debutar con el primer equipo del Mallorca, a las órdenes de Vicente Moreno, durante los partidos de pretemporada que el equipo disputó en Palma, pero finalmente no fue convocado por el valenciano para realizar la última concentración.

A buen seguro que en Miranda le habrán prometido –tanto a él como al club que tiene sus derechos– minutos con el fin de que se decantase por la opción de la entidad mirandesista para que se foguee en el fútbol profesional, en Segunda, tras su paso por la categoría de bronce.